01 de septiembre de 2013
01.09.2013
Actuación en la croa

La cumbre del castro resistió al incendio y se mantuvo poblado

01.09.2013 | 00:00

La croa o parte alta del Monte do Castro conformaba uno de los tres barrios de este poblado ribadumiense y fue la única zona que se salvó del fuego tras el asedio romano que sufrió hacia el año 40 de nuestra Era.
Los arqueólogos se afanan ahora en descubrir su importancia dentro del fortificado castro, que posiblemente esté relacionada con la localización de una fosa que pudo estar destinada a la fundición de hierro, como se observa en otros castros gallegos. "En el extremo del poblado hemos encontrado una zona con presencia de mucho mineral de hierro, por lo que es previsible que hubiera una fosa para la elaboración y transformación del metal", explica.
Queda por determinar después, cuando aparezca dicha instalación, si es anterior o posterior al nacimiento de este poblado celta. De todos modos, Rodríguez considera que lo más llamativo del castro es su enorme amurallamiento. De momento ya se ha actuado en 102 metros lineales, pero el cierre completa todo el perímetro.
Además destaca la entrada en embudo, desde la parte baja de la colina, en la que podría haber estructuras de alpendres o cobertizos auxiliares tanto para tareas agrarias o de ganado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine