31 de diciembre de 2010
31.12.2010

La polémica de los bancos de Ravella fuerza la dimisión del concejal Marcelino Abuín

"Las cuestiones políticas pueden ser debatidas, pero las profesionales no"

31.12.2010 | 01:33
Marcelino Abuín realizó ayer su última comparecencia pública como concejal. // Iñaki Abella

Los bancos de azulejo de Ravella han podido con Marcelino Abuín. El responsable vilagarciano de Xestión do Territorio compareció ayer ante los medios de comunicación para anunciar públicamente su dimisión como concejal. Aunque no será hasta la semana próxima cuando el socialista formalice este trámite, el sillón que hasta hace bien poco ocupaba el edil en el salón de plenos de Ravella permanecía ya ayer desocupado. Las diferencias de criterio con sus compañeros del grupo socialista han forzado la determinación, y han llevado al concejal a primar su criterio como gestor a los posibles intereses de su grupo. "Las cuestiones políticas pueden ser debatidas, pero las profesionales no", aseveraba ayer un circunspecto Abuín que, como es lógico, aseguraba no sentirse "contento".
El que hasta hace solamente un día era el responsable del urbanismo de Vilagarcía de Arousa se marcha, no obstante, convencido de sus actos. Marcelino Abuín no quiso despedirse sin reafirmarse públicamente en la idoneidad del proyecto diseñado para la regeneración del jardín de Ravella, que recordó fue aprobado y sacado a información pública hace más de un año.
Abuín Duro anunció ya ayer por la mañana su ausencia en la sesión plenaria de la tarde para evitar, dijo, romper la unidad de criterio de los miembros de su grupo, que ya habían anunciado que respaldarían la vuelta de los bancos de azulejo reclamada por la comisión de vecinos.
El que pronto pasará a ser el cuarto concejal socialista que presenta su dimisión en el actual gobierno local afirmó que se marcha por no estar dispuesto a pasar por alto unos criterios profesionales de los que está absolutamente convencido.
Marcelino Abuín se negó a apoyar la propuesta de reconstrucción de los bancos de azulejo de Ravella de acuerdo con el aspecto que estos tenían en el momento de su colocación, en 1914. Y lo hizo de ese modo porque asegura que una actuación como esa vulnera todas las consideraciones existentes en materia de regulación de intervención en bienes históricos. "Todo bien catalogado es un bien vivo, no algo fosilizado, y va recibiendo aportaciones de distintas épocas", explicó Abuín, que volvió a asegurar que los criterios de regeneración patrimonial no contemplan "en ningún caso" las adiciones miméticas de elementos desaparecidos de estilos pertenecientes a tiempos pasados. "Lo que se pretende es crear un falso histórico", afirmó, tajante, el edil, que no quiso irse sin recordar la valía de la profesional encargada del diseño del proyecto de Ravella, que a su entender ha realizado un trabajo "impecable".
"Se debe ser siempre respetuoso con el pasado, pero dejando la huella del presente" aseveró el casi ex concejal, que asegura que toda intervención, de acuerdo con los estándares sobre patrimonio, debe ser realizada con criterios "de modernidad, no de nostalgia".
Marcelino Abuín echó la vista atrás para asegurar que "desde el inicio de este mandato la recuperación de la identidad local y cultural fue siempre un objetivo principal del gobierno", tal y como demuestran las intervenciones realizadas en los cascos históricos de Carril y Vilaxoán o en el propio centro de Vilagarcía, o la creación de la Oficina de Rehabilitación y la Gerencia de Urbanismo. "Quiero destacar que las gestiones hechas desde el área de urbanismo merecieron muy pocos contenciosos", indicó Abuín, que se mostró absolutamente convencido de que la reconstrucción de los bancos de Ravella constituiría "una contradicción insalvable".
Marcelino Abuín eludió realizar ningún tipo de valoración sobre la decisión de sus compañeros de partido, que le han dejado sólo en su determinación. Lo mismo hizo con respecto a los demás grupos políticos del municipio vilagarciano que, no obstante, recordó conocían el proyecto previsto para el jardín de Ravella desde el 19 de diciembre del pasado año. "La transparencia queda demostrada cuando a todos los grupos se les permite participar en la gestión en temas de urbanismo a través de la Gerencia", afirmó el todavía responsable de Xestión do Territorio, convencido de haberse preocupado siempre de "buscar el consenso".
Abuín no quiso marcharse sin señalar la escasa colaboración de que cree adolecen las relaciones entre los grupos municipales. "La situación de minoría del gobierno condiciona muchísimas cosas, entre ellas la actitud de los propios grupos, y creo que se debería colaborar más", afirmó el concejal, que cree que en este caso los partidos han actuado buscando una "rentabilidad política inmediata" que está motivando un "juego político de corta distancia que impide que se hagan cosas para los ciudadanos".
Aunque convencido de sus motivos, el hasta ahora concejal se marchó recordando obras en marcha, como las de Ravella y A Compostela, las de la calle del Carmen, en Carril, o las de Castelao y el entorno de la Plaza de Abastos. "Me hubiera gustado mucho estar en su inauguración", afirmó en su despedida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia