10 de agosto de 2010
10.08.2010
miguel gago otero - Presidente de la A. C. D. Rompetimóns

"Lo que hace dos años era una ilusión con la que soñábamos ahora está ahí"

Esta tarde el galeón Cortegada tocará mar por primera vez y será bautizado

10.08.2010 | 08:30
Miguel Gago Otero es el presidente de Rompetimóns. // Iñaki Abella

La Asociación Cultural e Deportiva Rompetimóns verá realizado un sueño esta tarde. Después de dos años de gestiones el galeón Cortegada, construido de manera tradicional en los astilleros de A Illa Manuel Mougán, tocará el mar por primera vez y será bautizado.
–El galeón Cortegada ha sido reconstruido de manera tradicional. ¿Podría explicar cómo fue ese proceso?
–Se trata de un barco nuevo construido sobre la idea de uno antiguo, no es una restauración. Partimos de datos orales sobre un barco que existía anteriormente. Aunque no son datos muy fiables queríamos darle un poco más de historia al proyecto, ya que en Carril en tiempos hubo bastantes galeones. La reconstrucción que realizamos se parece al antiguo barco sobre todo en las medidas.
–¿Los galeones eran una embarcación habitual en Carril?
–Si, en toda Galicia, sobre todo en las Rías Baixas. Carril era un puerto importante, y el transporte de mercancías se hacía antiguamente con galeones. También había otro tipo de embarcaciones más grandes para las rutas fuera de la ría, pero el transporte interior era principalmente con galeones. Estos barcos eran como los camiones de hoy. Sólo que antes todo iba por mar.
–¿Hasta cuando se utilizaron estas embarcaciones en los puertos gallegos?
–Hasta los años 50, aproximadamente. Alrededor de los 40, más o menos, llegaron los motores, y los galeones a vela empezaron a motorizarse. Hoy aún se conservan cascos de algunos galeones originales.
–¿Y qué vida le espera al Cortegada?
–Pues pensamos crear una escuela de vela tradicional con el Concello de Vilagarcía. También lo presentaremos en los encuentros de embarcaciones tradicionales. De lo que se trata es de darle vida social, porque es una embarcación de Carril, y queremos que la gente la disfrute.
–¿En este momento organizan salidas abiertas para gente que no sea miembro de la asociación?
–No, queremos empezar con el galeón a hacer salidas abiertas. Pero tenemos que pensar como hacemos para que la gente pueda apuntarse. Supongo que lo haremos en colaboración con el Concello.
–El Ayuntamiento ya ha colaborado en la construcción del galeón, así como el Parque Nacional das Illas Atlánticas. ¿Es un labor muy costoso construir un barco como el Cortegada a la manera tradicional?
–Sí, son proyectos caros. Para la construcción del galeón contamos con el apoyo del Concello, que se portó muy, muy bien, y también del Parque Nacional. Además tuvimos aportaciones de distintas empresas. Se portaron muy bien. Finalmente conseguimos hacer el barco bastante pronto, nos llevó casi dos años. No contábamos con tenerlo tan rápido, porque se trata de un proyecto económicamente grande, y una sociedad pequeña como la nuestra no dispone de fondos suficientes para poder afrontar algo así, dependemos de las ayudas, y pensábamos que iba a llevar más tiempo. Era una cosa con la que soñábamos, y no esperábamos conseguirla tan pronto, pero finalmente está ahí.
–Y la construcción se hizo en sólo nueve meses.
–Sí, la construcción fue muy rápida. El carpintero se portó muy bien y nos dio muchas facilidades. Ahora aún queda arbolarlo. Las velas ya se están haciendo. Mañana lo botaremos y se hará el acto de la madrina, pero dejaremos lo fuerte para cuando llegue a Carril. Había dos opciones: o llevarlo ya a Carril y arbolarlo allí, o dejarlo en A Illa y llevarlo una vez arbolado. Decidimos que era más bonito dejarlo y que llegara por sí mismo a Carril, navegando acompañado de otros barcos.
–¿Y para cuando cree que podrá ser eso?
–Pues nuestra intención es que en septiembre, a principios de mes, esté ya arbolado. Todavía estamos pendientes de unas ayudas, pero trabajando entre todos esperamos que en septiembre esté listo.
–¿Rompetimóns cuenta ya con más embarcaciones tradicionales?
–Sí, tenemos un bote de Carril, que es una embarcación de una tipología específica, típica de Carril, y una buceta. Pero son embarcaciones menores, de 5 y 4 metros de eslora. Contar con un galeón es otra cosa, es un barco más grande. Aunque no por ser embarcaciones más pequeñas tienen menos importancia. El bote de Carril para nosotros es muy importante, porque además sólo quedan dos: el de la asociación y otro que conserva un particular desde los 50.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia