10 de marzo de 2010
10.03.2010

Las viñas empiezan a brotar y requieren los primeros tratamientos fitosanitarios

En el estado fenológico actual, con hojas incipientes en algunas parcelas, es preciso tomar medidas contra la excoriosis para evitar importantes pérdidas en la cosecha

10.03.2010 | 01:01
Un hombre acondiciona las cepas de vid en una viña.

Algunos viñedos están aún sin podar, pero en otros la poda se efectuó hace ya semanas, e incluso varios meses. En estos casos se ha alcanzado lo que se conoce como "estado fenológico D", es decir, que ha comenzado el período vegetativo y ya hay hojas incipientes.
Es en estos viñedos donde hay que empezar a adoptar medidas preventivas, sobre todo para hacer frente a la excoriosis, para lo cual se recomienda aplicar un fungicida de contacto, de tipo mancozab o folpet.
Así lo confirman desde la Estación Fitopatolóxica do Areeiro, perteneciente a la Diputación de Pontevedra y encargada de velar por el buen estado de la viña y otros cultivos en toda la provincia.
Cabe explicar que la excoriosis es un hongo que puede afectar a todos los órganos verdes de la vid. Los primeros síntomas se manifiestan por la presencia de manchas oscuras que originan grietas en la "cáscara" de las cepas o lesiones de color marrón oscuro, "con el aspecto típico de una pastilla de chocolate".
Esta enfermedad puede causar graves trastornos en las yemas de las cepas, evitando sus brotes en la campaña posterior y un estrangulamiento que aumenta la fragilidad de las ramas, lo cual puede causar su rotura en caso de viento o a medida que los racimos aumenten de peso.
En aquellas parcelas que todavía no estén podadas es aconsejable eliminar las varas que presenten síntomas, quemar los restos de poda y no utilizar nunca, en injertos o cualquier tipo de plantación, cepas o material procedente de fincas afectadas por la excoriosis.

Manzano

Por otra parte, la Estación de O Areeiro avisa de que con el inicio de la brotación de los manzanos "empieza a existir riesgo de infecciones por moteado, que podrán producirse cuando se aúnen temperaturas suaves y clima húmedo".
Indican los técnicos que "esta enfermedad puede provocar la pérdida de frutos en variedades sensibles como la Golden, por lo que es aconsejable aplicar un tratamiento preventivo con mancozab, folpet o tiram cuando se haya alcanzado el estado fenológico C3", es decir, "entre yema hinchada y aparición de botones florales".
En cuanto al peral y al ciruelo, se ha detectado un aumento de la presencia de "Hoplocampa", un insecto que provoca "aborto floral y caída de frutos recién cuajados".
A estas alturas de campaña se recomienda colocar trampas adhesivas de color blanco para capturar a las hembras y reducir la puesta de huevos, pero también es aconsejable aplicar algún tratamiento insecticida en cuanto finalice la caída de los pétalos, "mojando bien la zona de las flores".
Para terminar, los técnicos creen que debido a la excesiva humedad del invierno este año pueden aumentar los daños causados por diversos patógenos en los frutales de hueso, de ahí que desde O Areeiro recomienden aplicar fungicidas de contacto cuando se produzca la caída de los pétalos, "especialmente si vuelve el tiempo húmedo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia