17 de septiembre de 2009
17.09.2009
Paula Outón - Directora del curso sobre dislexia

"El trastorno de la dislexia preocupa en muchos campos"

"Tenemos que saber que se trata de un problema hereditario"

17.09.2009 | 03:51
Paula Outón, ayer, en el auditorio. // J.L Oubiña

Paula Outón es la directora del curso que se está llevando a cabo en el auditorio durante esta semana y que finaliza mañana. "La dislexia: Implicaciones en el lenguaje verbal y el matemáticas". La profesora de la Facultad de Educación de la USC explica que la dilexia es un trastorno que afecta sobre todo a la capacidad de la lectura y la escritura.

Por otra, según la experta, la mejor forma de tratarlo es incidiendo precisamente sobre esos ámbitos y en la disciplina multisensorial. Además, para detectarlo Paula Outón creó el "test de dislexia de Bangor".
El curso que está contando con una participación de 150 personas al que están acudiendo tanto profesionales, profesores, pedagogos como alumnos que, pese a la falta de información que hay sobre el tema, sienten la necesidad de ampliar sus conocimientos.

–Para los que no estén tan familiarizados con este trastorno, ¿qué es la dilexia y cómo afecta a los que la padecen?.

–La dislexia es una dificultad para leer y escribir que afecta a las actitudes lectoras y ortográficas. Son unos trastornos neuronales hereditarios que también afectan al lenguaje oral.

- ¿Cuál es la naturaleza de este trastorno?

–El portador de la dislexia nace con ella y se trata de un trastorno hereditario y cognitivo.

–¿Cómo influye en la vida diaria de las personas?

–La dislexia influye en gran medida en el aprendizaje escolar. Muchos niños tienen problemas en el colegio por esta causa en lo que se refiere a lectura, matemáticas y a la hora de hablar. Por otra parte, la población adulta suele presentar dificultades en su día a día relacionadas con la memoria y la organización en las tareas de la vida cotidiana; es una dificultad que el resto de la gente no presenta.

–¿Puede hacer una breve explicación de dos de los temas tratados en la jornadas de Vilagarcía: "El Abc de la dislexia" y "El test de Dislexia de Bangor"?.

–Sí, el ABC de la dislexia es una intervención en la que se tratarán los problemas ocasionados por este trastorno en lo que refiere a la lectura y escritura. Por otra parte, "El test de dislexia de Bangor" es una "idea" que yo desarrollé y que está destinada a detectar este trastono neurológico en los niños que presentan alguna probabilidad de ser disléxicos.

–¿Cuál es la situación actual de este problema; es decir, se están haciendo nuevas investigaciones? ¿Desde qué campos se está trabajando?

–La dislexia, actualmente, está siendo investigada desde diferentes campos. Se está tratando desde la anatomía, la genética, desde que se descubrió el genoma humano, y también desde el ámbito educativo y psicológico. Todos ellos orientados a reducir sus efectos y mejorar la calidad de vida del paciente.

–¿De qué manera se intenta ayudar a los que padecen este trastorno?

– Los expertos sobre todo insistimos en el trabajo de las áreas de escritura y lectura porque son las que más condicionan a los disléxicos. También es bueno trabajar la disciplina multisensorial.

–¿A qué se debe, desde su punto de vista, el éxito que estas jornadas están teniendo, por segundo año consecutivo, en Vilagarcía?

–Lo cierto es que este curso que promovemos desde la Universidad de Santiago tiene éxito allí dónde lo llevamos a cabo. En Santiago, por ejemplo, también hemos tenido un récord de asistencia y peticiones de matricula. No creo que se deba a que en Vilagarcía, en concreto, esté más o menos comprometida con la enfermedad sino que como existe una falta de información en este campo bastante grande, por eso los profesores y pedagogos sienten la necesidad de instruirse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores