24 de julio de 2008
24.07.2008

Las madres toman de forma simbólica el pazo de Baión casi 20 años después

24.07.2008 | 10:13

Autoridades y asociaciones contra el narcotráfico llevaron a cabo un acto en el que, sobre todo, se recordó a las víctimas de la droga

Moitos estábamos aquí cando intentábamos tirar a porta. Entón xa dicíamos que algún día esto chegaría a ser do pobo". Carmen Avendaño, emocionada, expresaba así su sentir como representante y vocal de las asociaciones contra el narcotráfico en el acto simbólico de toma de posesión del pazo de Baión. Rodeadas de un sinfín de autoridades, las madres que hace casi 20 años escenificaron el levantamiento del pueblo contra el tráfico de drogas, cruzaron la puerta del mítico pazo como tantas veces habían soñado.

Faltaban cinco minutos para el mediodía cuando Carmen Avendaño, presidenta de la federación gallega de asociaciones contra el narcotráfico, el ministro de Sanidad, Bernat Soria, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y la conselleira de Sanidade, María José Rubio, atravesaron el portalón del pazo vilanovés. Poco antes, Avendaño había realizado un emotivo discurso acentuando el simbolismo de un día como el de ayer.

La "Heroína" aprovechó para recordar a todos los cargos políticos que, desde el año 1984, pusieron su empeño en acabar con las redes del narcotráfico en Galicia. También aprovechó para homenajear a "los cientos de familias arruinadas" por la droga y mostrar su orgullo por un acto que reflejaba "el triunfo del Estado de Derecho". Pero sobre todo, en lo que más hincapié hizo la portavoz de las madres, fue en que todavía les quedan "fuerza para seguir luchando".

Cámaras de todas las televisiones y micrófonos de todas las radios se congregaron ayer en torno al pazo de Baión, lo que fuera máximo exponente del poder de Laureano Oubiña, para captar su toma simbólica por parte de la sociedad. El edificio ha pasado a pertenecer a la cooperativa vitivinícola Condes de Albarei, y su posesión se hizo efectiva la pasada semana. Sin embargo, ayer se llevó a cabo un acto pendiente, un acto que se le debía, en palabras de las autoridades presentes, a los que lucharon por acabar con el imperio del narcotráfico.

En el pazo se encontraron, 20 años después, personalidades fundamentales de la Operación Nécora, la que fue la operación más amplia llevada nunca contra el narcotráfico en Galicia. Allí estuvieron el fiscal antidroga Javier Zaragoza y el ex magistrado de la Audiencia Nacional Carlos Bueren, o el que fue subcomisario en Vilagarcía durante la operación, Enrique León. Tan solo faltaron, en palabras de Carmen Avendaño, Baltasar Garzón y el que fue juez en la capital arousana, José Antonio Vázquez Taín.

Todas las personalidades presentes quisieron ceder el protagonismo a otros, sobre todo a las asociaciones de lucha, pero eso no impidió que Javier Zaragoza, en una conferencia dada en Vilagarcía una hora antes del acto, calificase de "justo" el hecho de que "algo que tenía un origen delictivo, propiedad símbolo del narcotráfico, pase ahora a manos de la ciudadanía".

"Así me gusta, sin tirala" gritó una espontánea en el momento de apertura de la puerta del Pazo de Baión. Todos coincidieron ayer en que la lucha contra el narcotráfico debe continuar, que lo del pazo no es la victoria definitiva, pero, desde luego, sí que fue un momento para la celebración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia