Deje Netflix y venga a fabular al Museo

Tres instituciones suman esfuerzos en la exposición central de la institución este verano

Espectadores contemplan obras de la exposición “A era das fábulas”.

Espectadores contemplan obras de la exposición “A era das fábulas”. / Rafa Vázquez

La fuerza de la transmisión oral, pero también una invitación a reflexionar sobre el estado del planeta, ya sea el clima o la situación social. Son algunos de los ejes de la exposición “A era das fábulas” que abrió ayer sus puertas en el Edificio Castelao y que reúne obras de artistas como Picasso, Miró, Maruja Mallo o Castelao. Se estructura en tres actos, en los que se vincula la imaginación con el mar, la transformación de la tierra o el aire. Podrá visitarse hasta el 29 de septiembre.

Tres instituciones artísticas, el Museo de Pontevedra, la Fundación María José Jove y TBA21 Thyssen-Bornemisza Art Contemporary, colaboran este verano para concretar “A era das fábulas”, una exposición en la que dialogan las obras de las colecciones invitadas con los fondos arqueológicos y etnográficos del Museo de Pontevedra.

Son cerca de 140 obras heterogéneas, datadas desde la prehistoria hasta el siglo XXI, de categorías y contextos culturales diversos, recordó la directora del Museo, Ángeles Tilve, a la que acompañaron la codirectora de TBA21 Thyssen-Bornemisza Art Contemporary, Rosa Ferré, y la presidenta de la Fundación María José Jove, Felipa Jove Santos, como anfitrionas de la visita inaugural, que contó como invitado de excepción con el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

“A era das fábulas” propone una conversación a tres bandas a partir a su vez de tres ejes: mar, tierra y aire, con obras que se imbrican por afinidades y formas de contar. Se despliegan entonces desde trabajos de Picasso, Kandinsky o Dalí a una hermosa cerámica birmana, una representación zoomórfica, ambas del siglo XV, o un ídolo castrexo hallado en Tomiño.

Ángeles Tilve, Alfonso Rueda y Luis López en la visita inaugural.

Ángeles Tilve, Alfonso Rueda y Luis López en la visita inaugural. / Rafa Vázquez

Estos diálogos se proponen "reformular, crear y hablar de lo que significa la fantasía”, tanto para construir conocimiento para desarrollar nuevas formas de ver el mundo, recordaron las comisarias. Éstas hicieron hincapié en que se trata de una propuesta muy accesible, fácil para el visitante, que invita a conversar sobre la obras “y sobre nosotros mismos”.

Obras de grandes artistas dialogan con piezas etnográficas y arqueológicas de la colección del Museo

Y es que, como recordó la codirectora de TBA21 Thyssen-Bornemisza Art Contemporary, el patrimonio también lo formamos “con cada una de nuestras conversaciones”, de modo que la exposición se propone acercar este legado a todo tipo de espectadores.

También hizo hincapié en que el Museo de Pontevedra es “público y gratuito”, un privilegio, recordó, antes de invitar a “restarle a Netflix” y darle un poco de tiempo al Museo.

La inauguración se completó con una performance de Noa y Lara Castro.

La inauguración se completó con una performance de Noa y Lara Castro. / Rafa Vázquez

Fue un argumento que retomó momentos después el presidente de la Xunta. Éste emplazó a los numerosos asistentes a “recuperar las cosas que valen la pena”. También invitó a “ver el arte sin prejuicios, sin miedo, dejarse llevar”, empapándose y comprobando en qué medida nos transforma.

Por su parte, el vicepresidente de la Diputación, Rafa Domínguez, no dudó en afirmar que se trata de “la mejor exposición de los últimos 20 años” en el Museo. También lo aseveró el presidente de la institución provincial, Luis López, que se felicitó porque “hoy lo universal viene a lo local. Esta vez, son los Picasso y los Miró los que vienen a Pontevedra a demostrar que el centro de la cultura puede estar en los bordes de los mapas o ser, propiamente, el centro”.

Suscríbete para seguir leyendo