Entrevista | Rebeca Santos Bailarina

“Dejé los escenarios para centrarme en la docencia”

Santos lleva diez años impartiendo danza aérea y otras artes cirsenses en la primera escuela de esta clase de Pontevedra

Rebeca Santos posa en su academia de danza aérea

Rebeca Santos posa en su academia de danza aérea / Adrián Irago

Gala Dacosta

Gala Dacosta

La bailarina Rebeca Santos Folgar celebra este año el décimo aniversario de la fundación del Gothic Circus, la primera escuela de danza aérea y pole dance de Pontevedra.

Su pasión por este deporte la impulsó a formarse en la prestigiosa Escuela de Circo Charivari en Madrid. Además, ha ampliado sus conocimientos mediante cursos con renombrados artistas como Giulia Poilante y Silvia Do Pazo, del famoso Circo del Sol.

–Su escuela ha sido toda una pionera y ya ha formado a varias generaciones de estudiantes, pero antes estaba en otras academias de ballet y danza moderna, ¿cuándo abre la escuela y cómo se decide a dar ese paso?

–Mi idea inicial fue dejar los escenarios para centrarme más en la docencia y ofrecer una actividad diferente en Pontevedra, fue muy bien acogida desde el principio con clases de danza aérea tanto para niños como adultos,aeroyoga, pole dance...

–¿Cuál es el perfil de alumno?, ¿les cuesta soltarse?

–Hay todo tipo de perfil, niños y adultos …desde alumnos que vienen a ponerse en forma y están enganchados a las danzas aéreas o al pole dance, y otros se lo toman como una formación para dedicarse a esta disciplinas artísticas.

–Mucha gente sabe cuál es el origen real del pole dance, y que es una disciplina centenaria, pero ¿considera que continúa habiendo algunos prejuicios?

–Hoy en día ya casi no hay prejuicios. Es verdad que cuando empezamos hace diez años sí que había más, pero hoy esta ya visto como un deporte y cada vez se ve más tanto en shows de circo,espectáculo, en la tele, en las redes... pero hace años recuerdo gente que comentaba que preferían llevar en secreto el venir a clase, así como anécdota. Gracias a Dios, eso hoy no pasa.

Antía Coto y Ania Iglesias, campeonas nacionales

Antía Coto y Ania Iglesias, alumnas de la escuela, ganaron el primer premio en su categoría de dúo aro aéreo en la competición nacional Aerial Art Championship este mismo año

–¿Qué le diría a alguien que no se atreve a dar el paso a apuntarse a la escuela?

–Pues que hay que probar, no se necesita fuerza, elasticidad o condiciones físicas concretas, como nos preguntan muchas veces. La realidad es que eso se va ganando, como todo, viniendo a las clases. Todo tiene su técnica y su constancia, y además esto no solo a nivel físico es beneficioso: también consigue elevar la autoestima y la seguridad en uno mismo, logrando cosas que pensabas que no podrías hacer.

–Lleva ya diez años con la Gothic Circus School, ¿desde entonces hay más adeptos a la danza aérea en Pontevedra?

–Desde luego que sí. Cada año hay más gente interesada en estas actividades, hay gente que lleva viniendo muchos años y realmente ya son como de la familia, y otros que se animaron después, porque además de ser una forma diferente de ponerse en forma es algo artístico y se sale de las rutinas de ejercicios de otras actividades, y los alumnos están siempre motivados.

Rebeca Santos en su academia que cumple diez años

Rebeca Santos en su academia que cumple diez años / A. Irago

–Dos alumnas acaban de ganar el primer campeonato nacional de esta disciplina, el Aerial Art Championship. ¿Cree que debería haber más apoyo a este deporte y a otras artes de tipo circense que se imparten en la escuela?

–Sí, y espero que con el tiempo y a raíz de este primer campeonato haya más apoyo. Este es el primer campeonato de danzas aéreas a nivel nacional.

–Entonces esta es una disciplina que cada vez va a ir cobrando más peso, también dentro de las competiciones deportivas.

–Así como hay más campeonatos de pole, rítmica, acrobática y otras disciplinas, de aéreos es el primero que se hizo en Madrid este pasado abril. Participaron escuelas de toda España, y dos de nuestras alumnas, Antía Coto y Ania Iglesias, ganaron el primer premio en su categoría de dúo aro aéreo.