Las plazas públicas en centros de servicios sociales se estancan, mientras las privadas crecen un 14%

La capacidad de estas entidades en la ciudad aumentó un 7% en la última década y ahora pueden atender a 2.329 personas | Destacan la caída generalizada en centros en el ámbito de la infancia y el incremento en los de mayores

Un hombre duerme al resguardo de los soportales junto a la plaza de Curros Enríquez.

Un hombre duerme al resguardo de los soportales junto a la plaza de Curros Enríquez. / GUSTAVO SANTOS

Los centros prestadores de servicios sociales en el municipio de Pontevedra tienen capacidad para atender 2.329 personas. Es la cifra total de plazas autorizadas, que se reparten del siguiente modo: 1.018 púbicas, 742 privadas con ánimo de lucro y 569 de carácter social.

Esta información se desprende del registro único de entidades prestadoras de servicios sociales de la Consellería de Política Social, que recoge la información referida a las que desenvuelven programas o son titulares o gestoras de centros o programas de servicios sociales, en los siguientes ámbitos: mayores, discapacidad, igualdad, infancia, menores, familia, inclusión y servicios comunitarios.

La cifra total supone un incremento de un 7% respecto a hace una década, ya que ahora son 151 plazas más que entonces, cuando se registraban 2.178.

Sin embargo, esta subida hay que analizarla teniendo en cuenta el tipo de plazas ofertadas, ya que en lo que se refiere a las públicas apenas ha habido cambio: 1.018 frente a 1.023 de hace diez años.

Por el contrario, las privadas con ánimo de lucro subieron un 14%, al pasar de 650 a 742, es decir, con casi un centenar más.

Completan ese ascenso total las de carácter social: 569 ahora, 505 hace una década.

Niños y ancianos

Teniendo en cuenta la tipología de los centros, son los de infancia los que han tenido, y siguen teniendo, mayor número de plazas en Pontevedra, con 1.096 ahora y 1.233 hace diez años. Esto supone que son los que han registrado una mayor caída. En concreto de 137 plazas en ese período de tiempo. Pero también en este caso hay que diferenciar entre las entidades privadas y las públicas. Son, precisamente, las primeras las que han registrado la totalidad de la reducción, con 143 plazas menos al pasar de 493 a 350. En cambio, las que son de carácter público experimentaron un ligero ascenso: de 596 pasaron a 602. Se han mantenido las plazas de tipo social, con 144.

Destacan también los centros de atención a mayores, ya que si bien han aumentado sus plazas en 205 en una década, al pasar de 363 a 568, ha sido a costa del ámbito privado: 392 frente a 157. No es el caso de las de tipo público, que se estancaron en 176.

Menores e inclusión

La categoría que ocupa el tercer lugar en número de plazas totales es la de centros dedicados a menores. En la ciudad de Pontevedra son 258 plazas, todas públicas (240) o sociales (18). El cambio en la última década ha sido de pérdida de 11 de ellas.

Por su parte, los centros de inclusión cuentan con 141 (hace una década eran 102), según el registro oficial de la Xunta.

La discapacidad también ocupa un lugar importante en este sentido. Se ofrecen 266 plazas en la ciudad, mientras que hace diez años eran 211.

8.719 vecinos del municipio tienen discapacidad

Precisamente, según el censo de personas con personas con discapacidad de la Consellería de Política Social, en el municipio pontevedrés hay 8.719, de las cuales 4.569 son mujeres y 4.150 son hombres.

En los últimos seis años la cifra se ha incrementado un 7%, ya que aumentó en 602 personas. Ha sido una subida ligeramente mayor en el caso de los hombres, un 85, con 306 más, mientras que en el caso de las mujeres fue de un 7%, con 296 más que en 2017.

Suscríbete para seguir leyendo