Sancionada por el uso fraudulento de una tarjeta de estacionamiento para movilidad reducida

REDACCIÓN

La Policía Local de Pontevedra identificó la semana pasada a una vecina de Marín como posible autora de un uso fraudulento de una autorización de aparcamiento en plazas para personas con movilidad reducida en la ciudad del Lérez.

Los hechos ocurrieron sobre la una de la tarde del miércoles 19 de junio, cuando la Policía Local hacía servicios comunes por la calle Eduardo Blanco Amor y observó que un vehículo estacionaba en una plaza reservada para personas con movilidad reducida. Los agentes solicitan a la conductora la tarjeta que autoriza el uso de estos espacios y comprobaron que no se correspondía con la titular de la autorización.

De hecho, la conductora indicó que era de su jefa y que llevaba ingresada en una residencia desde 2017. En realidad, los agentes, al identificar a la titular de la tarjeta, comprobaron que la mujer estaba fallecida desde 2021.

Los agentes tramitaron la respectiva sanción y retiraron la tarjeta de estacionamiento a la conductora.