Instalan una nueva tubería de agua hacia Marín y Bueu ante la imposibilidad de arreglar la actual

El Concello visita la canalización de un “by-pass” entre el puente de la Barca y el Gremio de Mareantes

Xaquín Moreda, visitando la actuación.   | // FDV

Xaquín Moreda, visitando la actuación. | // FDV

REDACCIÓN

El concelleiro de Servizos Urbanos Básicos, Xaquín Moreda, acompañado del director xeral de Infraestructuras, Jesús Gómez, visitó ayer los trabajos de instalación de un by-pass de la tubería de abastecimiento que el Concello de Pontevedra está realizando en la avenida de As Corvaceiras. Se trata de una obra de ingeniería que permitirá suministrar a los municipios de Marín y Bueu, y al Puerto de Marín, sin tener que emplear la galería de servicio que está pegada al muro de contención de la ría. El presupuesto de la intervención es de 307.445,80 euros.

Xaquín Moreda explicó que “la tubería del interior de la galería –de servicios– se descolgó, está dañada y el arreglo es casi inviable”, ya que los soportes que la sujetan se encuentran totalmente consumidos. La galería de servicio está por debajo de la capa freática y hecha con bloques prefabricados en los que entra el agua del mar y daña los anclajes.

Ante esa situación, la Concellería decidió aprobar una actuación de emergencia sacando la tubería de la galería de servicio y haciendo un by-pass de unos 300 metros entre el puente de la Barca y el Gremio de Mareantes que permita reponer el servicio. En este tramo, el abastecimiento ya no volverá a la galería de servicio.

Se trata de una tubería de 500 milímetros “que hay que instalar antes del verano, cuando incrementa la población –en Marín y Bueu– y necesitan más suministro”, indicó Xaquín Moreda. En este momento, ambos concellos están siendo abastecidos por el depósito de agua de Castro Senín, y en cuanto finalice esta intervención se volverá a suministrar por costa.

“Nosotros seguimos suministrando agua, colaboramos, intentamos ir lo más rápido posible y solucionar este problema para que nuestros concellos vecinos no se queden sin suministro y la población no se quede sin agua de la traída”, recalcó Xaquín Moreda.

La empresa que ejecuta la obra es Viaqua y tiene un mes para finalizarla.