El local social de Monte Porreiro ya cuenta con un nuevo lucernario instalado

El anterior filtraba agua y provocaba inundaciones | Solo falta testarlo con el agua de la lluvia para proceder al pintado

Instalación del nuevo lucernario sobre el local social del barrio.

Instalación del nuevo lucernario sobre el local social del barrio. / FdV

El local social de Monte Porreiro ya tiene nuevo lucernario. Dentro de la línea de colaboración que el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores, abrió con la asociación de vecinos O Mirador, el concelleiro delegado del barrio, Alberto Oubiña, atendió una de las necesidades más importantes del vecindario: tener en buenas condiciones de uso su centro social, que día a día crece en propuestas de actividades y afluencia de público gracias al dinamismo que imprimió la directiva vecinal en los últimos meses.

Una de las intervenciones más urgentes era a relevo del lucernario del local que se encuentra en uno pasillo y que ofrece iluminación natural al espacio. Debido al paso del tiempo, la claraboya ya no cumplía su función. Filtraba agua, que en días de mucha lluvia llegaba a inundar el local y ya no ofrecía la calidad de luz que tenía en sus orígenes.

Se sustituyó por un nuevo lucernario con un material más resistente e impermeable, que fue instalado y sellado hace unos días.

Oubiña explica que se está a la espera de testarlo con la lluvia para saber se tiene un funcionamiento óptimo. Cuando se compruebe, se pintará todo el espacio para eliminar los restos de humedad y las huellas del agua de cuando filtraba.

Esta reparación se sumó a otras ya realizadas como asentar losetas en la entrada que estaban movidas, cambio de luces o la eliminación de una barrera arquitectónica en el exterior que impedía el acceso de vehículos con facilidad. Aunque el local social de Monte Porreiro cumplió 20 años el pasado 16 de junio, es una de las casas de la cultura municipal mejor conservadas, pero necesita de alguna intervención para poder sacarle el mayor partido.

Desde el Concello se destaca que “la permanente comunicación entre el concelleiro y la directiva de O Mirador permite atender al barrio en tiempo y forma e ir coordinando las actuaciones en función de las urgencias y necesidades presentadas por el vecindario”.