Las nuevas viviendas sociales en Pontevedra han de construirse a menos de 1.500 metros de A Peregrina

Xunta y Concello acuerdan colaborar en esta materia tras una reunión entre la nueva conselleira de Vivenda y el alcalde

Vivienda de promoción pública en el barrio de Valdecorvos.

Vivienda de promoción pública en el barrio de Valdecorvos. / RAFA VAZQUEZ

Pontevedra

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, y la conselleira de Vivenda, María Martínez Allegue, abordaron ayer en su primera reunión en la casa consistorial la construcción de vivienda protegida en la ciudad, llegando al acuerdo de colaborar en esta materia tanto en terrenos urbanos, como en urbanizables o unidades urbanísticas para desarrollar. La única condición que se ha consensuado en este sentido es que los terrenos no se encuentren a una distancia superior a 1.500 metros de la zona de A Peregrina, con el fin de mantener la idea de “ciudad compacta y multiservicios”.

“La competente en hacer vivienda social es la Consellería de Vivenda de la Xunta de Galicia. Nosotros daremos todas las facilidades posibles”, señaló el alcalde, que indicó que hay distintas alternativas: “desde unidades de actuación sin desarrollar, terrenos en suelo urbano consolidado y no consolidado y otros urbanizables, así como los rústicos que cumplirían esta condición en la zona de Mourente y cerca de A Seca”.

“Una vez que estudiemos las distintas alternativas, la única condición que ponemos es que sea con un proyecto de infraestructuras de interés autonómico, de manera que estaría exento de tasa municipal y de impuesto de construcción, porque ya lo permite la ley así. Esto facilitaría las cosas, como se hizo en Montecelo”, subrayó el regidor pontevedrés.

“Bienvenidas sean todas las viviendas sociales y nosotros daremos todas las facilidades para que se puedan ejecutar”, concluyó.

Hay que recordar que el Concello de Pontevedra ya había ofrecido a la Consellería de Vivenda siete parcelas en diferentes puntos, como Valdecorvos y Tafisa. Sobre esto, la conselleira destacó que se estaría hablando de dos fases diferentes: por un lado, las construcciones con licencia municipal directa destinadas a duplicar el parque público de vivienda social (las referidas a esas parcelas ofrecidas) y por otro, estaría el paquete de interés autonómico, de desarrollo de ese suelo que permita la construcción de viviendas protegidas públicas e incluso vivienda libre.

Los proyectos ya anunciados

Por el momento, lo único que se había confirmado antes de la reunión de ayer con la nueva conselleira, es la construcción total de 178 viviendas de promoción pública (VPP) en Valdecorvos repartidas en tres actuaciones independientes, la mayor propuesta de la Xunta en años, ya que la última promoción data de hace casi una década con 132 viviendas.

Los tres proyectos de VPP que maneja el gobierno autonómico en este barrio se encuentran en diferentes fases de tramitación. El más avanzado es el relativo a cuatro bloques de 74 pisos a punto de adjudicarse a Copasa por 14,2 millones.

Los otros dos aún están en una fase muy incipiente pues todavía se trabaja en contratar la redacción de los proyectos para edificar 104 nuevas viviendas públicas en esa urbanización de la ciudad, que supondrá una inversión total de 16 millones de euros. Se construirán en dos parcelas que Xestur Pontevedra posee en esta zona y que cederá al Instituto Galego de Vivienda e Solo para ejecutar la actuación. De este modo, la Xunta agota todos sus terrenos en ese barrio, si bien el Concello dispone de otro que podría ser cedido al IGVS para los mismos usos.