Una mujer acepta dos años de cárcel por estafar 30.000 euros a un pariente incapacitado

REDACCIÓN

La Audiencia de Pontevedra acogió ayer el juicio contra una mujer que ha aceptado dos años de cárcel por transferirse 30.000 euros desde la cuenta que administra una familiar, que es tutora legal de un hermano con una incapacidad parcial. Las partes llegaron a un acuerdo de conformidad por el que la mujer deberá pagar una multa de 360 euros y una indemnización de 27.500 euros.

Además, la pena de prisión se suspende durante dos años, con la condición de que durante ese periodo no delinca y de que abone la responsabilidad civil. La Fiscalía solicitaba para la encausada tres años de cárcel.

Los hechos ocurrieron en diciembre de 2022 cuando la acusada transfirió un total de 30.000 euros, que pertenecían a la persona incapacitada, a una cuenta que controlaba ella aprovechando que contaba con las claves.

Esta mujer realizó estos hechos “guiada por el ánimo de obtener un ilícito enriquecimiento” y “con conocimiento de que estaba despojando” al hombre “de la práctica totalidad de sus ahorros”. De hecho, solo recuperó unos 2.500 euros.