El CHOP cerrará 80 de sus 600 camas durante el verano, pero garantiza la disponibilidad del 100%

La gerencia recuerda que la ocupación de plazas hospitalarias el año pasado en la época estival fue de una media del 77% en Pontevedra | Las enfermeras alertan de la suspensión de consultas, pruebas y operaciones

Zona de corta estancia junto a los quirófanos del Hospital Montecelo.

Zona de corta estancia junto a los quirófanos del Hospital Montecelo. / FdV

El área sanitaria cerrará en el Complexo Hospitalario de Pontevedra 80 de sus 600 camas este verano, es decir, que se mantendrán operativas 520, el 87% del total que suman el Hospital Montecelo y el Provincial. En cuanto al Hospital do Salnés, se dejarán sin uso 12 de 120, o lo que es lo mismo: quedarán abiertas 108, un 90%.

Así lo ha informado la gerencia, que indica que la estimación media de uso de las plazas de hospitalización para los próximos meses será del 89% en ambas comarcas, Pontevedra y O Salnés. Además, garantiza “la disponibilidad del cien por cien de las camas de sus hospitales para dar respuesta asistencial a cualquier necesidad” con el Plan de Adecuación de Recursos Asistenciales para la época estival.

El cierre se justifica en base a la ocupación que se llevó a cabo en el mismo período de tiempo del año pasado, que fue, según la gerencia del área sanitaria, de un 77% en el caso del CHOP: 79,3% en julio, 77,7% en agosto y un 74,6% en septiembre. Respecto al Hospital do Salnés, la ocupación de camas fue sensiblemente menor que en la ciudad capitalina, con una media de un 56%: 60,6% en julio, 54,1% en agosto y 52,4% en septiembre.

Críticas de SATSE

Precisamente, esta misma semana el sindicato de enfermería SATSE denunció que en el conjunto de Galicia se cerrarán este verano 784 camas, 92 de ellas en el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés (80+12).

Para las enfermeras no son buenas noticias, ya que esto supondrá la suspensión de consultas, pruebas e intervenciones quirúrgicas, lo que tendrá “una incidencia directa en el incremento de las listas de espera de los últimos años”. Al respecto, SATSE afirma que podría aprovecharse el periodo estival para reducir las listas de espera, pero, por contra, se retrasa aún más el tiempo que deberán esperar los pacientes.

También lamentan las enfermeras que los datos de sustitución del personal no sean absolutos y consideran que en realidad el cierre de camas y servicios en las áreas sanitarias tiene como objetivo “ahorrarse sustituciones moviendo al personal de un servicio a otro”.

Demanda de vacaciones

En esta línea, la gerencia de Pontevedra y O Salnés explica que este plan de adecuación se justifica por la coincidencia del período reglamentario en el que la mayoría de profesionales del sistema sanitario público gallego solicita el disfrute de sus vacaciones y también por la merma de los ingresos hospitalarios por procesos respiratorios, “por lo que es necesario efectuar una programación previa, manteniendo y adaptando los recursos asistenciales a esta realidad que se repite cada año durante el período estival”.

Por otro lado, el plan también posibilitará que a lo largo del verano se ejecuten pequeñas obras de mantenimiento y actuación “preventivas o reparadoras” en distintas unidades, “que durante otros momentos de mayor ocupación a lo largo del año sería más complicado acometer”.

En todo caso, la dirección del área sanitaria dispone de un plan de contingencia específico en caso de que sea necesaria la utilización de un número de camas mayor al previsto. “Dicho plan de contingencia se activaría en caso de que el número de pacientes pendientes de ingreso sin cama asignada en los servicios de Urgencias hospitalarios se incremente y se produzca un incremento en la ocupación global en las plantas de hospitalización”, resume.

Este plan supone la dotación de efectivos para utilizar aquellas camas que sean necesarias, “garantizando la asistencia sanitaria pública de continuidad en cualquier momento”.

Cuatro médicos más en Sanxenxo durante las vacaciones

Sanxenxo contará este verano con cuatro médicos más de los que habitualmente dispone para hacer frente a la elevada afluencia de pacientes en la comarca en el período vacacional. Así lo anunció ayer el gerente del Servizo Galego de Saúde, José Ramón Parada Jorgal, que destacó que ante el problema generalizado que supone la falta de médicos de Atención Primaria en toda España, la Consellería de Sanidade trabaja “en una asistencia sanitaria de calidad para la ciudadanía gallega durante el período estival”.

En el caso concreto de O Salnés, el Sergas pone en marcha cada año un refuerzo que incluye el incremento de las presencias del personal en los PAC, así como la de consulta de desplazados en los PAC de Baltar (Portonovo) y O Grove. En este sentido, detalló que el PAC de Baltar se reforzó a lo largo de estos últimos meses con una presencia de médico de familia y enfermera más los fines de semana. El refuerzo de verano de Baltar desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre, mientras que en el PAC de O Grove desde el 15 de julio al 31 de agosto .

La contratación de los citados cuatro facultativos más en Sanxenxo posibilitará tener dos consultas diarias para desplazados y el refuerzo de efectivos del PAC, de manera que habrá dos equipos de médicos y enfermeras durante todo el verano. Parada Jorgal señaló, asimismo, que la media de tarjetas sanitarias de los profesionales de O Salnés se encuentra dentro de los parámetros que las sociedades de Atención Primaria consideran como adecuados para poder dar una asistencia sanitaria de óptima calidad.

Respecto al servicio de ambulancias, segundo dijo el gerente, en el nuevo contrato de transporte sanitario urgente terrestre, que en O Salnés entró en vigor el 16 de junio, esta área cuenta con una ambulancia de soporte vital avanzado con base en Vilagarcía de Arousa. Como en años anteriores, esta ambulancia desplazará su base al concello de Sanxenxo en los meses de verano, a consecuencia del incremento de población de esta villa. Si habitualmente hay una ambulancia asistencial de soporte vital avanzado y cuatro ambulancias asistenciales de soporte vital básico (en Vilagarcía de Arousa, Cambados, Sanxenxo y O Grove), en verano se reforzará la comarca con una ambulancia de soporte vital básico en horario diurno.

Suscríbete para seguir leyendo