La Universidad de Vigo, la primera de España que aplicará un metaverso para clases e investigación

La aplicación se extenderá el próximo curso a todas las escuelas y facultades de la institución / ”No viene a sustituir sino a complementar” la actividad docente, señaló el rector | El desarrollo arrancó hace dos años

El director xeral de Universidades, José Alberto Díez de Castro, prueba la aplicación de realidad virtual Simulacro.

El director xeral de Universidades, José Alberto Díez de Castro, prueba la aplicación de realidad virtual Simulacro. / Rafa Vázquez

La Universidad de Vigo será la primera de España en implantar masivamente en sus facultades un prototipo de metaverso para actividades docentes e investigadoras. “Benvidos ao futuro”, saludó el rector, Manuel Reigosa, que encabezó ayer la presentación del prototipo de UNIverso UVigo, una aplicación que se generalizará a toda la institución el próximo curso 2024-2025 y que facilitará a la comunidad académica espacios de encuentro, enseñanza y aprendizaje.

El proyecto de metaverso que cuenta “con el desarrollo más avanzado del sistema universitario español”, en palabras de sus responsables, permitirá a la comunidad universitaria interactuar en espacios de presentación, exhicición y experimentación mediante un avatar.

Se ha desarrollado en el marco de un plan piloto de virtualización de laboratorios, financiado por la Xunta con 115.000 euros, y marca el arranque de “un camino ilusionante”, señaló el rector, para avanzar en el metaverso, que “no viene a sustituir sino a complementar” la actividad universitaria.

En el mismo sentido se pronunció el director xeral de Universidades, José Alberto Díez de Castro, que destacó que “la tecnología hay que emplearla, utilizarla” como complemento de la actividad docente y antes de referirse a sus “posibilidades enormes, como trabajar en remoto, compartir recursos, ahorrar costes o diseminar la actividad por el territorio”. Es, añadió, positivo para el estudiantado y el profesorado para la difusión y “también para los profesionales investigadores, un camino necesario a recorrer, nunca eliminando la parte real, física, sino como un elemento más” que además atiende a la “demanda del mercado laboral”.

El director xeral de Universidades, José Alberto Díez de Castro destacó que “la tecnología hay que emplearla, utilizarla” como complemento de la actividad docente y se refirió a sus “posibilidades enormes, como trabajar en remoto, compartir recursos, ahorrar costes o diseminar la actividad por el territorio”

Así, se espera que UNIverso facilite la actividad docente en un amplísimo abanico de áreas. Por ejemplo en los laboratorios de Geología los alumnos se inician diferenciando minerales y para ello hacen uso de elementos para rayarlos, golpearlos etc a fin de comprobar características como su dureza. La nueva aplicación permitirá realizar todo ese tipo de procedimientos y replicar las experiencias curso tras curso sin la necesidad de utilizar muestras físicas, abaratando costes y evitando que estos materiales, en ocasiones escasos, sean destruidos en cada prueba.

Es uno de los ejemplos a los que se refirió el vicerrector de Profesorado e Ordeación Académica, Martín López Nores, al presentar este nuevo desarrollo. “Es un nuevo espacio de colaboración, de aprendizaje, para la Universidad de Vigo y más adelante para otras universidades con las que tenemos colaboraciones”, explicó, “lo que pretendemos es superar algunas limitaciones que venimos observando a medida que nos movemos a formas de aprender e interactuar” cada vez más virtuales, más desacopladas en tiempo y espacio. “Ya no todos tenemos que estar físicamente en el mismo lugar en cada momento para llevar a cabo algún trabajo de los que forman el día a día” de una facultad.

Profesores, alumnos e investigadores podrán descargarse la aplicación en el portátil, en un dispositivo móvil o en el servidor de cada facultad y será utilizable desde máquinas Windows como Linux o Apple y “queda abierto al tipo de usos que aún no somos capaces ni queremos anticipar a día de hoy: que vayan surgiendo ideas”, señaló el vicerrectorde Profesorado e Ordeación Académica, Martín López Nores

Hace dos años el equipo docente que lidera con Oswaldo García Crespo comprobó que existía una tecnología por fin madura para “introducirse en un mundo virtual, cooperativo, en donde puedes tener una sensación de presencia real por parte de otras personas, y llevar a cabo interacciones que serían imposibles o más difíciles en un entorno real”, añadió.

Estas experiencias, o al menos algunas, “mantienen totalmente su valor didáctico, pedagógico y hasta de construcción de comunidad, de trabajo en grupo”, indica el vicerrector. Con este objetivo, profesores, alumnos e investigadores podrán descargarse la aplicación en el portátil, en un dispositivo móvil o en el servidor de cada facultad y será utilizable desde máquinas Windows como Linux o Apple y “queda abierto al tipo de usos que aún no somos capaces ni queremos anticipar a día de hoy: que vayan surgiendo ideas”.

El vicerrector Martín López Nores presenta el prototipo de metaverso.

El vicerrector Martín López Nores presenta el prototipo de metaverso. / Rafa Vázquez

Señaló que tecnología de Meta, Microsoft y otros grandes agentes tecnológicos, “parecía estar madura pero no se sabía para qué se quería. Meta después de fundir cientos de millones en un metaverso todavía no sabía para qué emplearlo. Y nosotros nos dijimos: bueno, si técnicamente está resuelto vamos a coger el liderazgo de explorar para qué puede servir esa tecnología” en el día a día de una universidad.

Desarrollaron algunas experiencias “y a medida que fuimos interactuando con escuelas y facultades encontramos que no era solo una ocurrencia de alguien del ámbito de la ingeniería de telecomunicaciones, que ya de por si le gusta jugar con estas cosas” sino que se acercaron a otras especialidades, como el derecho romano, cuyos profesionales les trasladaron que les gustaría tener la tecnología para determinadas aplicaciones en clases.

Hace un año se abrió una convocatoria a todas las escuelas y facultades de la UVigo para que generasen nuevas ideas, algunas ya implementadas en el primer UNIverso -como el plató de audiovisuales en la Facultade de Ciencias da Comunicación que se usó ayer para la presentación y la demostración inaugural- y otras que se irán incorporando

A partir de ahí la Universidad de Vigo puso en marcha algún piloto y siguió con otros ámbitos, como el jurídico social o el científico, que a su vez sugirieron otros usos.

“A medida que se fueron creando nuevas experiencias, nuevos módulos, fuimos viendo que además pueden ser enriquecedoras, útiles para el día a día de la docencia, pero también asequibles, y se pueden implementar con un coste más que razonable”, se felicitó Martín López Nores.

Hace un año se abrió una convocatoria a todas las escuelas y facultades de la UVigo para que generasen nuevas ideas, algunas ya implementadas en el primer UNIverso -como el plató de audiovisuales en la Facultade de Ciencias da Comunicación que se usó ayer para la presentación y la demostración inaugural- y otras que se irán incorporando.

UNIverso UVigo permitirá generar espacios de encuentro, enseñanza y aprendizaje y también abaratar costes ligados a platós o laboratorios

Ahora resta una mayor divulgación de este metaverso e “implantarlo de modo decidido a lo largo del próximo curso, ya abriéndolo a toda la comunidad y haciéndonos eco de todas las ideas que nos pueden hacer llegar”, avanzó el vicerrector.

Se trata, recordó, de una línea de innovación docente muy poco explorada. “Puede haber un filón”, constató el vicerrector, “nosotros damos esa infraestructura a los grupos de investigación y nos dejaremos sorprender: ojalá aparezcan cosas que aún no podemos prever”.

La presentación se completó con la demostración de la aplicación de realidad virtual Simulacro, cuyo objetivo es simular procesos de creación audivisual para facilitar el aprendizaje de rutinas de producción, vinculadas a parámetros como la iluminación o el posicionamiento de las cámaras.

Suscríbete para seguir leyendo