Éxito de participación en la Festa do Codillo de A Lama

La lluvia intensa no impidió que centenares de comensales disfrutasen de este producto en la Alameda

Reparto de raciones en la Festa do Codillo de A Lama.

Reparto de raciones en la Festa do Codillo de A Lama. / FDV

R. P.

A pesar de las intensas lluvias, la Festa do Codillo de A Lama resultó un auténtico éxito de público, consolidando la cita como una de las más numerosas de la comarca del Verdugo-Oitavén. En esta ocasión, actuó por primera vez como anfitrión el alcalde David Carrera, que recibió la visita del conselleiro de Cultura, José López, el presidente de la Diputación, Luis López, el director general de Ganadería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros y el diputado provincial de Cultura y rexidor de Cerdedo-Cotobade, Jorge Cubela.

A las 13:30 horas, el alcalde David Carrera dio orden al reparto de las raciones de codillo, que volvió a ser estofado con guarnición de patatas asadas, con zanahorias y guisantes.

Celebración de la Festa do Codillo, con presencia de autoridades.

Celebración de la Festa do Codillo, con presencia de autoridades. / FDV

Además de la popular elaboración, los asistentes a la jornada de exaltación gastronómica pudieron adquirir productos de calidad como queso, miel, repostería casera y las populares filloas de Valongo. También había un puesto de pulpo para complementar el codillo con otras alternativas gastronómicas.

Una hora antes de la apertura del stand que dispensaba las raciones de codillo, la Banda de Gaitas Os Catro Ventos ofreció un concierto que fue muy aplaudido por el público presente. La sobremesa musical corrió a cargo de la Charanga Charandonga, que animó el evento con su humor y su ritmo característicos.

Centenares de comensales se congregaron en A Lama para disfrutar del codillo.

Centenares de comensales se congregaron en A Lama para disfrutar del codillo. / FDV

Los organizadores destacaron la venta anticipada de tickets puesta en marcha como un éxito logístico, que permitió que la inmensa mayoría de los comensales que se dieron cita en el evento dispusieran ya de la entrada que les daba derecho a la ración de codillo estofado acompañada del correspondiente plato conmemorativo de barro, los cubiertos, pan, servilleta y vino a demanda.