La Plataforma de Afectados por la autovía A-57 en Pontevedra, recibida en el "Arctic Sunrise" de Greenpeace

Desplegaron su pancarta contra el proyecto en el barco ecologista atracado en Vilagarcía

La plataforma desplegó su pancarta "Salva o Lérez" en el barco de la organización ecologista

La plataforma desplegó su pancarta "Salva o Lérez" en el barco de la organización ecologista / FdV

N. D.

Una representación de la Plataforma de Afectados por la autovía A-57 visitó el "Arctic Sunrise" de Greenpeace, en el puerto de Vilagarcía, "para unir fuerzas en la defensa del medio ambiente y la lucha por proteger los ecosistemas fluviales y marinos", según expone el propio colectivo que se opone a la autovía que proyecta el Ministerio de Transportes por Bora y Xeve.

Personal del barco rompehielos recibió a los vecinos de estas parroquias y mostró las peculiaridades de la embarcación de la organización ecologista. Tras la visita, se desplegó en el buque la pancarta de la campaña "Salva o Lérez" para conseguir que la Audiencia Nacional paralice la construcción de los tramos pendientes de la autovía.

Greenpeace y su coordinador en Galicia, Manuel Santos, colaboran con la Plataforma de Afectados por la autovía A-57 que cuenta además con el apoyo de Ecoloxistas en Acción, Amigas da Terra y Adega, que impulsa la campaña judicial contra la vía. Los colectivos ecologistas se oponen a esta infraestructura que prevé la construcción de un viaducto de 750 metros que cruzaría el río Lérez y que "supondría daños irreversibles a la flora y la fauna de la ribera del cauce", según sostienen.

La plataforma explica que "numerosos estudios internacionales acreditan que el rodamiento de los coches en el asfalto desprende sustancias plásticas de los neumáticos que se depositan sobre la calzada", y apuntan que el medioambientalista Antón Lois, de Amigas da Terra, en el caso del viaducto sobre el Lérez, "estos microplásticos acabarían en el lecho del río y, posteriormente, en la ría de Pontevedra por el arrastre de las lluvias". Recuerdan que la Declaración de Impacto Ambiental publicada el 26 de mayo de 2023 reconoce además que, durante la fase de construcción del tramo Bora- Xeve, "se podrían producir vertidos de las obras al cauce".

Desde la Plataforma se agradece a los colectivos ecologistas su apoyo. En concreto, gracias a Greenpeace por su acogida a bordo del "Arctic Sunrise", un barco que se dedicó a pescar focas en su origen y que el colectivo reconvirtió en un símbolo en la defensa de los mares. De la misma manera, la Plataforma de afectados por la A-57 pide a los partidos y ciudadanos que reflexionen sobre la construcción de esta vía para que se anule el proyecto.