El alcalde de Pontevedra ya es pensionista

Miguel Fernández Lores deja de cobrar el sueldo del Concello al acceder a la condición de jubilado

Lores, en uno de los bancos de la Plaza de España, al lado de la Casa Consistorial

Lores, en uno de los bancos de la Plaza de España, al lado de la Casa Consistorial / Rafa Vázquez

Miguel Fernández Lores, alcalde de Pontevedra, se jubila. No como regidor, cargo para el que dice tener "cuerda para rato", sino de su antigua profesión de médico de familia, puesto que aún echa de menos después de 25 años sin ejercerlo. Lores ya es pensionista al cumplir la edad reglamentaria para ello en su profesión, 70 años. Así se destaca en una resolución municipal firmada por la primera teniente de alcalde, Eva Villaverde, donde se confirma la renuncia a la dedicación exclusiva que desde 1999 asumía Lores como alcalde.

Esta jubilación se aplica con efectos del pasado 7 de junio, día en la que cumplió 70 años. De este modo, el regidor deja de cobrar su sueldo del Concello y a partir de ahora percibirá la pensión de jubilación. Según el último acuerdo de retribuciones, percibía un salario bruto de 74.130 euros al año, que dejarán de costear ahora las arcas municipales. Pasará a percibir las indemnizaciones por asistencias, como presidente, a plenos y juntas de gobierno, es decir, 450 euros por sesión plenaria y 300 por las juntas de gobierno. En un cálculo provisional, estas indemnizaciones podrían suponer unos 20.000 euros al año.

La jubilación de Fernández Lores coincide con los 25 años en la Alcaldía que también acaba de cumplir, una efemérides que el BNG celebró esta misma semana con la publicación del libro “Unhas pinceladas sobre Lores”.

Presentación del libro "Unhas pinceladas sobre Lores", hace unos días

Presentación del libro "Unhas pinceladas sobre Lores", hace unos días / Gustavo Santos

Con su entrada en la jubilación, ya son tres los concejales del BNG en ejercicio en esta situación, ya que desde hace un tiempo accedieron a ella César Mosquera y Raimundo González Carballo. Con anterioridad, otros ediles nacionalistas que siguieron en política como pensionistas fueron Pilar Comesaña y Vicente García Legísima.

Miguel Anxo Fernández Lores nació en Vilalonga (Sanxenxo) el 7 de junio de 1954 y su último destino como médico de familia fue en el Ambulatorio Virxe Peregrina.

Comenzó a gobernar en 1999 y en estos 25 años nunca logró la mayoría absoluta, que rozó en 2015.

En 2013 recibió el Premio Nacional Pablo de Tarso, que otorga al mejor alcalde el Instituto Mexicano de Evaluación (IMDE) en conjunto con el organismo de la sociedad, el Instituto Mejores Gobernantes Asociación Civil, en alianza con la Universidad Pontificia de Salamanca. Se otorga a los mejores gobernantes por su contribución al desarrollo de su país a través de una buena gestión pública.

En junio de 2022 anunció su intención de repetir como candidato del BNG a unas nuevas elecciones municipales, con un proyecto a 8 o 10 años porque "o que me motiva non é ver cousas que xa estean en marcha, senón emprender e rematar outras novas". En junio de 2023 revalidó la Alcaldía con el apoyo del PSOE pese al descenso en votos y concejalías, al quedarse con nueve ediles, frente a los 11 del PP.

Suscríbete para seguir leyendo