El Concello de Pontevedra quiere licitar el nuevo contrato de la basura este año y contratarlo en 2025

Recogida de basura en Pontevedra.

Recogida de basura en Pontevedra. / Rafa Vázquez

R.P.

El Concello de Pontevedra da un nuevo paso en el largo proceso administrativo en el que se encuentra la licitación del nuevo contrato de gestión de residuos, tal y como señaló el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores.

La intención del Concello es que el nuevo contrato pueda ser licitado este mismo año para luego ser adjudicado en la primera mitad de 2025. Así, en la reunión de este jueves, la xunta de goberno local aprobó el régimen jurídico del servicio público de gestión de residuos de competencia municipal, así como el anteproyecto de explotación del servicio público de gestión de residuos de competencia municipal y el estudio de viabilidad de la concesión.

“¿Qué significa esto? Que avanzamos a la hora de poner en marcha este nuevo contrato, un borrón y cuenta nueva en el tratamiento de los residuos doméstico de este Concello y que, como es sabido, es un proyecto adaptado a la Ley de Residuos del 2022, por lo que sería, prácticamente, el primer municipio del Estado que se adapta a la misma”, indicó Lores.

Este avance administrativo llega después de quedar desierto el anterior intento de sacar adelante un nuevo contrato para el Concello de Pontevedra, que en la actualidad tiene activo el contrato de residuos firmado en el año 1999, en su octava prórroga. El siguiente paso a dar a continuación, después de pulir algún elemento interno, será enviado las bases del concurso a la Oficina Nacional de Evaluación (ONE), organismo estatal dependiente del Ministerio de Hacienda que debe dar luz verde al expediente.

“Tuvimos que resetear, hacer las modificaciones pertinentes e incorporar las opiniones ofrecidas por las distintas empresas a la hora de crear un nuevo contrato”, explicó Lores. Hace falta recordar que el presupuesto de este contrato se elevará hasta los 12.815.030 euros anuales (en la actualidad la inversión es de 9.679.000 euros).

Una de las diferencias respeto al anterior proyecto de contrato (el que quedó desierto) es la retirada de los pliegos de la recogida de residuos textiles “que va en una contratación aparte, fuera de ese contrato, además de la eliminación del pago del tratamiento de los residuos que van a los contenedores tratados en Sogama”.

El regidor recordó que la elaboración, licitación y adjudicación de este contrato “es un tema realmente complejo” pero que permitirá “cambiar el paradigma” en lo referido a la gestión y tratamiento de residuos domésticos en todo el Concello, más aún cuando el modelo actual es “manifiestamente mejorable”. El futuro contrato recoge nos sus pliegos que la empresa adjudicataria tendrá que hacer el tratamiento del compost en una planta que deberá construir en A Canicouva, en los terrenos puestos a disposición por el Concello de Pontevedra, en un plazo de cinco años desde la adjudicación del mismo.