El viento norte y la captura del chincho retrasan el arranque de la temporada de la sardina

En el Mercado es por el momento escasa y de poco tamaño | Se vende en estos momentos a precios entre los 5 y los 7 euros

Los profesionales de la Pescadería Cachadas explican que “lo que tenemos es mucho medianillo”.

Los profesionales de la Pescadería Cachadas explican que “lo que tenemos es mucho medianillo”. / Gustavo Santos

El viento norte y el hecho de que los barcos se estén centrando en la captura del chincho, que en estas fechas se está vendiendo a precios que supera los 120 euros la caja, son algunos de los factores a los que apuntan los vendedores del Mercado para que por el momento no haya arrancado la temporada de la sardina. También a que en estos momentos los ejemplares son aún pequeños.

“Está habiendo poca”, señalan los profesionales de Peixes Margarita, uno de los escasos puestos en los que podía encontrase ayer sardina. Sobre todo, en estos momentos los profesionales constatan la demanda del xurelo y la xouba.

La sardina es por el momento pequeña y se vende en este puesto a unos 6 euros. “De ahora en adelante seguramente empezará a venir más grandes y subirán los precios de cara a San Juan”, explica el vendedor.

En la Pescadería Cachadas también constatan que “a la altura que estamos todavía ha venido poca, pero muy poca, y como siga este norte se va a disparar. Esperemos que se calme, porque a estas alturas el año pasado ya podíamos vender mucho y quedan diez días para la noche de San Juan, esperemos que cambie”.

En la Pescadería Cachada el profesional explica que por ahora la sardina “viene recortadita”, mientras que en el extremo contrario refiere que “en los últimos tiempos tenemos mucho medianillo, que es el pescado que hay entre la xouba y la sardina. Ese sí ha estado viniendo mucho"

El veterano capitán Antonio (Tucho) Lorente explica a FARO que “llevamos unos 20 días con viento norte”, lo que está haciendo mella en las capturas de pescado menudo y marisco, que se resienten sensiblemente con estas condiciones meteorológicas. De continuar, con seguridad el precio de las sardinas se disparará en la próxima semana.

Una profesional de Peixes Margarita, de los pocos puestos que vendía ayer sardinas.

Una profesional de Peixes Margarita, de los pocos puestos que vendía ayer sardinas. / Gustavo Santos

Por su parte, Santiago, al frente de la Pescadería Cachadas cuyo origen se remonta a los años 50 del pasado siglo, destaca que existe otro factor que está interviniendo: “El chincho está yendo muy caro y los barcos se están centrando en pescarlo. En el momento en que llegue la semana de la sardina todos empezarán a pescarla”.

Y es que las cajas de este pescado azul se están vendiendo a entre 120 y 130 euros que son, explica el vendedor, “precios de agosto y no de estas fechas, pero es que hay muy poco y entonces los barcos están capturando más el chincho que la sardina, les da más beneficios”.

La hostelería es la que realizará esta semana la mayor parte de los encargos para congelar

El profesional es otro de los que constata que, a mayores, la sardina todavía no está en su mejor tamaño. “Viene recortadita”, constata, mientras que en el extremo contrario refiere que “en los últimos tiempos tenemos mucho medianillo, que es el pescado que hay entre la xouba y la sardina. Ese sí ha estado viniendo mucho, mientras que la sardina la empezamos a ver ahora algo y está a precios entre 5 y 7 euros”.

La sardina se vende a precios entre 5 y 7 euros.

La sardina se vende a precios entre 5 y 7 euros. / Gustavo Santos

Del otro lado de los bancales los clientes reconocen masivamente que esperarán a última hora para hacerse con el plato estrella que degustar en la noche más corta del año. Muy a su pesar porque, como reconoce la mayoría, su coste se incrementará sensiblemente y en el Mercado han llegado a rondar los 20 euros el mismo día de San Juan.

Es por tanto la hostelería la que realizará esta misma semana la mayor parte de los encargos para congelar. Los profesionales aseguran que si se mete en las cámaras frigoríficas solo unos días antes el sabor se conserva de un modo excelente, “incluso a nosotras nos resulta difícil distinguir”.

Suscríbete para seguir leyendo