Cae un árbol en la calle Holanda, donde los vecinos ya habían denunciado fincas “a monte”

Se desplomó sobre la vía pública, justo delante de un coche que pasaba por el lugar. Estas propiedades en Monte Porreiro llevan años sin limpiarse

Efectivos de Protección Civil retiran el árbol en la calle Holanda de Monte Porreiro.

Efectivos de Protección Civil retiran el árbol en la calle Holanda de Monte Porreiro. / FdV

Un buen susto se llevó el conductor de un coche todoterreno este martes cuando un árbol de una finca se le cayó justo delante en Monte Porreiro. Por cuestión de centímetros no impactó sobre su vehículo, y no será porque los vecinos del barrio no lo han venido advirtiendo en repetidas ocasiones: hay una decena de fincas lindando con la calle Holanda totalmente abandonadas y “a monte”.

“Fue por nada que no le cayó encima. Esto se veía venir porque cada vez invaden más tanto la calle como las zonas de nuestras casas y sigue igual sin que nadie haga nada”, se lamenta una vecina que vio la caída del árbol en cuestión.

Hace dos meses que estos vecinos denunciaron a través de FARO la situación, que confirman que sigue sin cambios. Están afectados por la vegetación y maleza que proviene de una decena de fincas en estado de abandono que lindan con sus propiedades. Se trata de terrenos privados de los que nadie se hace cargo, algunos de particulares y otros de una empresa de promoción inmobiliaria que en su momento dio quiebra. 

En su momento dieron la voz de alarma por miedo al riesgo de incendio derivado de este exceso de vegetación, sobre todo ahora con el inicio del verano. 

Por ello apelan al gobierno local para que asuma esa limpieza, ya que sus propietarios originales no lo hacen.

Aseguran que están afectados tanto vecinos de la calle Holanda como de Dinamarca, ya que algunas de las fincas también lindan con viviendas de allí.

En este sentido, recuerdan que aunque las parcelas sean privadas, la ley protege a los afectados “porque la limpieza y corte de los árboles que invaden nuestras propiedades la tiene que hacer el ayuntamiento correspondiente, en este caso el de Pontevedra”.

El árbol se cayó atravesando toda la calle.

El árbol se cayó atravesando toda la calle. / FdV

No es la primera vez que desde esas fincas se desploman árboles sobre sus terrenos por los efectos de temporales.

Las fincas que no están siendo utilizadas ni explotadas por parte de sus propietarios son de superficies considerables, de una media de entre 800 y más de 1.000 metros cuadrados cada una. 

Pero no es este año el único en el que han tenido que llamar la atención sobre la situación. En 2016, después de mucho pelear, consiguieron la limpieza de media docena de estos terrenos, aunque el resto “no se limpiaron nunca”, aseguran.

Recuerdan que el IBI que pagan por sus propiedades es elevado y que, aun así, “somos la única calle en todo el barrio que sigue sin tener internet”, entre muchas otras quejas.