Veteranas del CB Estudiantes buscan patrocinio para la liga

Un equipo de baloncesto de más de 35 años necesita apoyo económico para participar en la liga de la Federación Galega

El equipo con su entrenador en A Xunqueira

El equipo con su entrenador en A Xunqueira / FdV

Gala Dacosta

Todo empezó antes del covid, aunque hasta el año pasado no consiguieron ponerse a entrenar “seriamente” y es en esta temporada cuando se estrenan finalmente. Las veteranas del Club de Baloncesto Estudiantes son mujeres residentes en Pontevedra de más de 35 años, en su mayoría madres de los juveniles, que decidieron que “ya que pasábamos los fines de semana yendo sus partidos, también quisimos ponernos a jugar nosotras”.

En cualquier caso, esta iniciativa que comenzó como “conversaciones” va mucho más allá de “un grupo de madres”, y el único requisito para participar es superar los 35 años de edad.

Este 2023 les llegó la gran noticia de que podían competir contra otros equipos de veteranos de Galicia gracias a la creación de la primera Liga de Baloncesto Veterano de la Federación Galega de Baloncesto. “Tenemos un equipo diverso”, cuenta Irene Seara, jugadora que ejerce ahora como “jefa de prensa”.

Quieren entablar relación con los medios porque “es la forma de que nuestra petición llegue a más personas. Ahora tenemos un patrocinador, el bar A Botica de Pontevedra”.

Pero lo cierto es que participar en una liga es caro, pues hace falta equipación y transporte, y ellas, igual que cualquier otro equipo, necesitan conseguir más para competir en el campeonato de veteranos. “Participar en la liga conlleva gastos y necesitamos a alguien que confíe en nosotrs. Si consiguiésemos varios patrocinadores, la cantidad que tendrían que poner sería mucho menor”, explica esta integrante del equipo.

Las verdinegras están muy ilusionadas y las dificultades no las van a amilanar. Entre este conjunto de veteranas hay incluso ex jugadoras profesionales: “Es un reto jugar en esta liga y desconocemos por ahora el perfil de los otros equipos. Tenemos a profesionales y también a mujeres que no jugaron nunca al baloncesto”, relata Seara.

Por lo pronto, saben que tendrán que desplazarse a partir de este fin de semana, cuando comienza la liga, por puntos de toda la comunidad gallega: Ferrol, Lugo y en su propia casa, Pontevedra, son varios de los escenarios de las seis jornadas que durará este campeonato de nivel autonómico.

El primer partido, en casa

Este sábado, día 4, les toca jugar en casa, en el pabellón de A Xunqueira, pero hay varias sedes para la Liga. Por eso, esta aventura solo será posible si encuentran quien les brinde su apoyo para estas semanas: “Agradecemos la difusión de nuestro equipo”, dice Seara.

Para estas apasionadas y entregadas veteranas de Pontevedra, contar con entrenamientos semanales y la posibilidad de jugar en equipo con otras compañeras no se limita a la mera práctica de un deporte: “Es amor, desconexión, salud mental y, por qué no decirlo, ganas de pasarlo bien”.