Inundaciones en Combarro y la avenida de Marín se anega y obliga a cortar la circulación

Los incidentes coinciden con la marea alta

La Guardia Civil cortó el tráfico en la avenida de Marín

La Guardia Civil cortó el tráfico en la avenida de Marín / Rafa Vázquez

N. D.

La autovía de Marín ha tenido que ser cortada a la circulación en la tarde de este sábado al quedar inundada por las abundantes lluvias y la subida de la marea, poco después de las 16.00 horas. Se trata de una de las consecuencias de la borrasca Celine que hoy afecta de forma especial a la comarca de Pontevedra y que ha causado ya otros incidentes como inundaciones de algunas calles, bolsas de agua y caídas de árboles.

Además de las intensas lluvias, se registran también fuertes ráfagas de viento que han obligado a los Bomberos a acudir, por ejemplo, al puente de A Barca, donde se desprendían algunas planchas metálicas de la cubierta de sus aceras.

Asimismo, la subida de la marea provoca anegaciones en otros puntos de la ría, como las registradas en Combarro. El agua invade la zona del muelle y afecta a la zona de restaurantes ya que la red de alcantillado no es suficiente para evacuar el exceso de caudal.

Combarro se convierte en una 'piscina' tras el paso de Celine.

Rafa Vázquez / Edgar Melchor

En Pontevedra el agua alcanza el nivel de las aceras en As Corvaceiras y ha anegado también parte de la Illa das Esculturas.

La Policía Local de Pontevedra también registró a lo largo del día un sinfin de incidencias, como inundaciones en la calle Rafael Areses y de un bajo en la calle Eduardo Pondal, junto con tapas de alcantarilla levantadas en las avenidas das Corvaceiras, Uruguay y Vigo, en las calles César Boente, Joaquín Costa y José Malvar por el excedo de a gua.

Durante la mañana viales como Eduardo Pondal, Alhóndiga, Bastida y Ruibal quedaron sin iluminación pública y se desprendió una caja de teléfonos en Estribela.

Los bomberos acudieron a la avenida de Buenos Aires para retirar un árbol caído y también tuvieron otras intervenciones no relacionadas directamente con el temporal. De madrugada acudieron a un portal de la avenida de Buenos Aires para rescatar a una persona que estaba inconsciente en el suelo, si bien, cuando llegaron el afectado había despertado y abrió el mismo a los efectivos sanitarios del 061.

Ya a las 9.00 horas acudieron a la zona de As Estrigueiras para retirar un poste de la luz golpeado por un vehículo y que presentaba riesgo de caer en la vía pública.

La borrasca Celine se suma al tren de temporales que sacude la comarca desde hace más de una semana y que han provocado que en solo cuatro días Pontevedra acumule ya más de 160 litros de lluvia por metro cuadrado, una cifra próxima a la registrada en Sanxenxo y Marín, pero por debajo de los más de 250 contabilizados en Cotobade.