La provincia de Pontevedra contará mañana con 1.344 mesas electorales para el desarrollo de las elecciones municipales, con otras tantas urnas, distribuidas en 665 locales electorales.

Las mesas estarán atendidas por 4.032 miembros de mesa y por 735 representantes de la Administración, que se encargarán de verificar su correcta constitución, resolver las incidencias y recoger los datos del recuento de voto.

Según explicó la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, los costes derivados de la logística y la seguridad de este proceso electoral ascienden, en la provincia, a 1.022.413,36 euros, de los que una importante cuantía se destina a retribuir a las casi cinco mil personas que trabajan en la preparación y desarrollo de la jornada electoral.

Con el fin de supervisar el correcto funcionamiento del engranaje electoral, la subdelegada del Gobierno mantuvo varios encuentros de trabajo con los diferentes actores implicados en el proceso electoral de este domingo.

La Subdelegación del Gobierno realizó dos simulacros del sistema de transmisión de datos que emplean los representantes de la Administración para trasladar datos de apertura y cierre de mesas, avances de participación y escrutinio final.

Maica Larriba quiso destacar el esfuerzo que supone para la Administración este despliegue de recursos, tanto técnicos cómo humanos, y mostró su satisfacción por la profesionalidad con que se están desarrollando todos los procesos previos al proceso electoral de este domingo.

Un total de 775.760 electores y electoras forman parte del censo provincial, de los que más de un 4 por ciento, 33.661, son jóvenes que votan por primera vez al cumplir 18 años y 3.337 son electores residentes en la provincia, pero nacionales de otros países con pleno derecho a voto en las elecciones municipales.

Asimismo, 17.222 personas solicitaron el voto correo, de las cuales 33 son residentes temporales en el extranjero.

Con sus votos, los pontevedreses y pontevedresas escogerán a un total 885 concejales y concejalas de los 61 municipios de la provincia, a 27 diputados y diputadas provinciales y a los alcaldes y alcaldesas pedáneos de las 8 entidades locales menores de la provincia. 

Seguridad

Las elecciones de este 28 de mayo contarán con uno de los mayores dispositivos de seguridad de la historia en la provincia. Un total de 2.573 efectivos trabajarán para garantizar la seguridad y el ejercicio de los derechos y libertades durante el día de votación, lo que supone casi un 12% más que en las anteriores elecciones locales y al Parlamento Europeo que se celebraron en mayo de 2019, según indicó Maica Larriba.

En la provincia, la Policía Nacional desplegará un total de 926 agentes, mientras que en la Guardia Civil serán 1.178. Por su parte, la Unidad de Policía Adscrita al Gobierno de la Xunta sumará 47 efectivos y, por último, los agentes de los distintos cuerpos de policía municipales serán 432.