Concepción González Bello | Catedrática de Química Orgánica de la USC

“Las bacterias van a una velocidad difícil de alcanzar, un fármaco es costoso en tiempo”

“Se necesita mucha investigación y concienciación en el uso correcto” de los antibióticos, indica la científica, que participará en la apertura del Ciclo Aida Fernández Ríos

Concepción González Bello   | // FDV

Concepción González Bello | // FDV / Susana Regueira

La Real Academia Galega de Ciencias (RAGC) y la Diputación ponen en marcha la cuarta edición del Ciclo de Conferencias Aida Fernández Ríos, que busca conectar al gran público con temas de actualidad científica de especial repercusión social y dar a conocer las importantes investigaciones que se llevan a cabo en Galicia en distintos campos. El programa arrancará el próximo día 4 de mayo con una jornada en la que intervendrá Concepción González Bello, catedrática de Química Orgánica del Centro Singular de Investigación en Química Biológica e Materiais Moleculares (CiQUS) de la Universidad de Santiago.

–Dedicará su conferencia a las superbacterias ¿qué son?

–Son unas bacterias chungas (sonríe), como se dice coloquialmente, que son capaces de resistir numerosos antibióticos de distinta naturaleza. Esto dificulta mucho poder tratar una infección con los antibióticos convencionales.

–Deduzco que tampoco hemos ayudado con el uso masivo de antibióticos

–No, no hemos ayudado. Claramente hemos utilizado de más los antibióticos y entonces las bacterias, como son muy inteligentes, han generado mecanismos para escapar a esa acción. Es la idea de o sobrevivo o me muevo, y ellas en ese mecanismo son tan eficaces, van cambiando con el tiempo y hacen que esos antibióticos que tenemos preparados pierdan eficacia. Como resultado la infección va mucho más deprisa que la terapia que aplicamos. Se convierte en un handicap muy importante para aquellas personas cuyo sistema inmune esté debilitado, por una enfermedad, porque estén en el hospital y ese tipo de circunstancias.

–¿A qué escenario nos enfrentamos en lo que respecta a las superbacterias?

El escenario es bastante negativo. Ellas van a una velocidad que a veces se hace difícil de alcanzar. Desarrollar un fármaco eficaz contra ellas es muy costoso en tiempo y esfuerzo, y para cuando lo tenemos ellas han continuado avanzando. Y hay numerosos factores que no nos están ayudando, de modo que se necesita mucha investigación en este ámbito y concienciación de las personas en su uso correcto para, ya no digo paralizar a las baterías, que es un sueño, sino por lo menos frenar esa carrera ascendente.

Hay que seguir a rajatabla lo que nos pauta el médico, ser responsables, y tomarnos más seriamente de lo que hemos hecho anteriormente que los antibióticos solo los podemos usar para aquellas circunstancias que nos indica el médico

–¿Todos desarrollamos resistencias o solo los que han tenido determinadas pautas de medicación?

–Nuestro sistema inmune es el que nos defiende de las bacterias, dependiendo de cómo esté ese sistema va a poder ayudar al antibiótico. Si tenemos un buen sistema inmune aunque tengamos una infección no va a haber problema, digamos que los dos ayudan contra la bacteria. El problema viene cuando hay una circunstancia especial, como una enfermedad, o hablamos de bebés, o personas mayores, situaciones en las que el sistema inmune ya no está tan bien. Hay un problema con el sistema inmune y además ellas van muy deprisa, de modo que son capaces en algún caso de destruir el antibiótico y, claro, la infección tarda muchísimo más en curarse, vienen otras circunstancias más difíciles… Y esas personas con sistema inmune debilitado son más propensas a adquirir bacterias, porque éstas cambian en el organismo, van evolucionando cuando nos infectan dentro de nuestro cuerpo. Todas esas circunstancias son las que hacen que se conviertan en un problema mayor. Y hay que pensar que las infecciones llegan en determinados escenarios, como una terapia contra el cáncer que debilita mucho el sistema inmune, y somos más propensos a adquirir infecciones y que esas bacterias nos pueda afectar.

–¿Cómo podemos contribuir a la desaceleración en la escalada de estas bacterias?

Siguiendo a rajatabla lo que nos pauta el médico, siendo responsables, y tomándonos más seriamente de lo que hemos hecho anteriormente que los antibióticos solo los podemos usar para aquellas circunstancias que nos indica el médico. Y no utilizándolos, como se ha hecho antes, de más o de forma más indiscriminada. Bajo esas circunstancias no debería de haber problema, pero tenemos que ser muy conscientes de a qué nos enfrentamos.

Suscríbete para seguir leyendo