Silva critica "el vacío y la falta de programa para la provincia" del PP y que en vez de presentar proyectos "se autoinvita a comilonas"

Carmela Silva con las candidaturas del Ulla-Umia, con las que se reunió en un acto en Moraña.

Carmela Silva con las candidaturas del Ulla-Umia, con las que se reunió en un acto en Moraña.

La presidenta del PSdG, Carmela Silva, reivindicó el proyecto socialista, en clave social y municipalista, frente a un Partido Popular “que habla de desalojarnos del poder y que se autoinvita a comilonas”.

La líder socialista se refería así al encuentro que mantuvo el presidente de los populares gallegos, Alfonso Rueda, con los candidatos a las próximas elecciones municipales, en el que se comprometió a pagar un almuerzo de celebración si su partido lograba “desalojar” a Carmela Silva de la presidencia de la Diputación de Pontevedra.

En opinión de Silva el pasado fin de semana en ese encuentro que tuvo lugar en Vilaboa el Partido Popular “consiguió evidenciar su vacío ideológico y la carencia absoluta de un proyecto para esta provincia”.

Criticó que los populares “se reunieron solo para decir que están ansiosos por ocupar la Diputación, aunque admiten que está difícil, y que nuestra gestión no es tan niquelada”… “Ni se molestaron”, añadió la presidenta del PSdG, en detallar “qué quieren hacer o qué quieren cambiar por medio a espantar a ninguno de sus alcaldes y alcaldesas”.

Invitó a los populares a que “dejen de hablar de desalojar" a sus oponentes políticos. "Deberían reflexionar antes, porque hasta suena un poco fascista: se desaloja a los que ocupan el poder y a no los líderes democráticos que están ahí por las urnas"

Silva encabezó la presentación con las candidaturas del Ulla-Umia, donde los socialistas parten con las máximas expectativas y prevén, según fuentes del partido, sumar Valga, Pontecesures, Moraña y Portas, sumadas “al avance progresista de Caldas y Cuntis”. Aprovechó la comparecencia para invitar al Partido Popular a detallar su programa "en lugar de invitarse entre ellos, sin el menor rubor, a una gran comilona para que Alfonso Rueda ya está ahorrando". "Estamos esperando que hablen de la gente, porque sólo hablan de ellos", insiste Carmela Silva, que pide "un poco más de seriedad".

 También invitó a los populares a que “dejen de hablar de desalojar" a sus oponentes políticos. "Ellos deberían reflexionar antes, porque hasta suena un poco fascista: se desaloja a los que ocupan el poder y a no los líderes democráticos que están ahí por las urnas; las palabras no son inocuas; tenemos que tener más respeto por la democracia", concluyó.