El pleno de Sanxenxo da luz verde a la modificación del SU-1 de A Granxa

Se reducirán un 20% las viviendas y se incluye un plan de reforestación del entorno

R.P.

Sanxenxo acogió ayer un pleno extraordinario en el que se dio luz verde a la modificación puntual definitiva del SU-1 de Sanxenxo, ubicado en el lugar de A Granxa en Dorrón, con un 20% de reducción de viviendas y un importante plan de reforestación que mejorará el espacio verde del ámbito.

La portavoz del gobierno, María Deza, enmarcó la actuación dentro de la suspensión de licencias de los suelos urbanizables en 2018.

“As premisas dos convenios que firmamos foron rebaixar a densidade e a edificabilidade e liberar espazo adaptando as construccións á paisaxe”, explicó Deza.

En este caso, los parámetros modificados en el SU-1 son las reducciones de edificabilidad del 0,51 al 0,35, de vivienda por hectárea de 50 a 30 y de 357 viviendas construidas a 281.

“Estaba xa practicamente urbanizado, pero aínda así chegamos a un acordo para que se cambiase o tipo de vivendas unifamiliares acoradas por vivendas colectivas de baixa densidade sen aproveitamento de baixo cuberta e cunha importante reforestación”, señaló la portavoz del gobierno sanxenxino.

Abstención de BNG y PSOE

La aprobación definitiva salió adelante con los votos favorables del PP y SAL y la abstención de BNG y PSOE. En curso continúan otras cuatro modificaciones (SU-8, SU-9, SU-12 y SU-22) tras la aprobación del SU-7 y, ahora, el SU-1.