Froiz, en la memoria pétrea de Lourido

Un monolito recuerda desde ayer al empresario ante la sede central de su compañía

La familia de Froiz y parte de la corporación rodean el monolito que recuerda al empresario.

La familia de Froiz y parte de la corporación rodean el monolito que recuerda al empresario. / FdV

N. D.

“Poio es un lugar muy especial para él y para nosotros. Aquí está nuestro hogar, aquí fundó su familia”. Con estas palabras, la familia de Magín Froiz agradeció este viernes los homenajes del municipio al empresario fallecido en marzo de 2022. Tras ser declarado Hijo Adoptivo de Poio, la figura del histórico empresario también será recordado gracias a la colocación de un monolito en el mirador ubicado en Lourido, cerca de la sede principal del Grupo Froiz. Esta memoria pétrea en Lourido fue realizada por Daniel Acuña Mariño, alumno de la Escuela de Canteros de Poio.

El sitio elegido era un lugar habitual de paso de Magín Froiz, tal y como recordó la concejala de Deportes, Marga Caldas, al inicio del acto, quien también quiso destacar el espíritu colaborador y solidario de Froiz, así como su gran pasión por el deporte y el ciclismo, que le llevó a dar vida a GD Supermercados Froiz, un club de referencia con una impresionante trayectoria que “representa a la perfección los valores de trabajo, compañerismo y esfuerzo que caracterizaron a Magín Froiz”.

Braulia Froiz, hija del homenajeado, fue la encargada de agradecer a todos los presentes por su presencia y la organización de este evento, señalando lo especial que era este lugar para su padre.

Ante el descubrimiento del monolito, el alcalde Luciano Sobral recordó que “fue aquí, en Lourido, donde Magín Froiz empezó a consolidar una empresa referente a todos los niveles del sector, generando miles de puestos de trabajo. Sabemos que Magín nunca buscó ningún tipo de protagonismo , pero cualquier reconocimiento que podamos darle es bien merecido, por su solidaridad, profesionalidad, por no dudar nunca en echar una mano en la organización de eventos deportivos, recreativos, sociales y culturales”. Sobral cree que este monolito “hace más inolvidable si cabe su figura y servirá para que su legado sea conocido también por las futuras generaciones de Poio”.

El acto finalizó con la interpretación de varias piezas musicales a cargo del grupo de gaiteros de la Asociación Cultural Vides Novas.