Las gestiones realizadas por el concejal de Benestar Social, Marcos Rey, permitirán dotar a Pontevedra del primer cambiador inclusivo certificado de Galicia. Comenzará a instalarse el próximo lunes 27 de marzo en la plaza de Galicia de manera piloto durante unos tres meses y contará con inodoro, ducha y camilla combinados en un espacio de unos 12 metros cuadrados especialmente pensado para personas con grandes o complejas necesidades de asistencia en la higiene.

El edil socialista asegura que “la idea es probar el funcionamiento del cambiador en esa céntrica ubicación, de manera que los usuarios nos puedan decir que cosas se pueden mejorar o que cuestiones echan en falta, mismo si consideran más cómodo otro lugar, y determinar así una instalación que funcione de manera definitiva”.

Tal y como explica el edil del PSOE, “los baños accesibles estándar o baños para personas con discapacidad no nos ofrecen las herramientas básicas que los ciudadanos con diversidad funcional precisan para emplear un aseo de forma fácil, autónoma y digna”. “Entendemos que si existen cambiadores para bebés, también debe haberlos para personas que tienen otras necesidades” , remarcó el edil.