Sanxenxo aspira a añadir la Ruta de Dorrón a su lista de senderos azules y llegar a ocho

Vuelve a ser el municipio español con más distintivos ambientales de este tipo, al contar con siete recorridos que suman más de treinta kilómetros | Casi todos discurren por el litoral

Telmo Martín, con Alfonso Rueda, al recoger sus siete distintivos

Telmo Martín, con Alfonso Rueda, al recoger sus siete distintivos / FdV

R. P.

El alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, acudió ayer, acompañado del concejal de Medio Ambiente, Juan Deza, a la entrega de banderas de Senderos Azules en Santiago. El acto estuvo encabezado por el presidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, y se celebró en la Cidade da Cultura. El municipio mantiene un año más el liderazgo en el número senderos con esta certificación de España al contar con algo más de 30 kilómetros con este distintivo en un total de siete rutas. Un jurado de más de 20 profesionales y expertos nacionales e internacionales se han encargado de verificar los criterios para la concesión de los distintivos.

Sanxenxo aspira a añadir la Ruta de Dorrón a su lista de senderos azules y llegar a ocho

Marín también recogió las banderas de sus tres senderos azules / FdV

El Concello se marca nuevos retos y aspira a ampliar esta cifra de senderos con el de la Ruta de Dorrón, una vez que esté concluida. El objetivo es poder incluirla en el programa de 2024 y presentar la candidatura este mismo año. Seis de los siete recorridos actuales discurren por el litoral del municipio, mientras que el de Dorrón se adentra en el interior, como ya hace ahora el de Aldariz.

Sanxenxo inauguró con cuatro rutas su listado de Senderos Azules en 2017: el de Sanxenxo-Portonovo, que transcurre entre los dos núcleos y tiene una longitud de 8.610 metros; el de Canelas-Punta Cabicastro, que va desde el extremo más oriental de la playa hasta los acantilados y mide 3,35 kilómetros; el de Montalvo-Major, que une ambos arenales por la costa y tiene una longitud total de 6,45 kilómetros, y el sendero mágico de A Lanzada, que va desde la playa de Foxos hasta A Lapa y una longitud de 3.030 metros. En 2018 se sumaron dos nuevos, el Sendero Litoral Areas-Punta Festiñanzo, entre Areas y el punto más al sur, Punta Festiñanzo, con kilómetro y medio de recorrido, y el de Paxariñas y Montalvo, que transcurre entre las dos playas y tiene una longitud de 3,35 kilómetros. En 2022 sumó su primera ruta por el interior, la de Aldariz, con 6.300 metros, una nueva posibilidad que presentó el programa de la Adeac que hasta ahora solo admitía senderos que transcurriesen por playas o puertos con Bandera Azul.

El gobierno local destaca que “el objetivo general de este programa de educación ambiental es reconocer los esfuerzos realizados por municipios y otras entidades competentes en la puesta marcha de caminos interpretativos que recuperan espacios naturales, establecen unas líneas de gestión ambiental que favorecen su conservación y desarrollan un plan para la interpretación de su patrimonio natural y cultural. Todo esto, ligado a la realización de actividades de ocio y deportivas que se relacionan con la educación ambiental y el fomento de una actividad turística sostenible”. Además, recuerda que Sanxenxo también ostenta, por el momento, el liderazgo español en banderas azules con 17 playas, pero el fallo del jurado de la Adeac para este año se conocerá más adelante.

Marín cuenta con tres y Poio tiene dos

Las concejalas de Medio Ambiente, Marián Sanmartín, y de Turismo, Cristina Acuña, recogieron tres distintivos: Ruta de Montes e Praias, la Ruta dos Cinco Miradoiros y el Vial de Praias. El Concello destaca “la importancia ambiental de su cuidado y el compromiso constante para su mantenimiento”. Por su parte, Poio alcanza las dos banderas. Desde 2022 disponía de este sello el paseo litoral entre A Seca y Lourido y ahora se suma el tramo de la Variante Espiritual del Camino Portugués, cuya primera etapa pasa por el municipio poiense, hasta llegar al Mosteiro de Armenteira (Meis). El alcalde, Luciano Sobral, acudió ayer a la Cidade de Cultura a recoger las banderas.