Condenan al regente de un club de Meis por inmigración ilegal pero lo absuelven de prostitución y agresión sexual

Se le impone una pena de ocho meses de cárcel frente a los 23 años que solicitaba la Fiscalía

Efectivos de la Guardia Civil en el citado club Pigalle en la recta de A Goulla, Meis.

Efectivos de la Guardia Civil en el citado club Pigalle en la recta de A Goulla, Meis. / Noé Parga

La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a ocho meses de cárcel al hombre que regentaba, entre marzo y abril de 2018, un club de alterne situado en Meis por cometer un delito continuado de favorecimiento de inmigración clandestina. Las magistradas también le han impuesto ocho meses de cárcel, como autora del mismo delito, a la mujer que colaboraba con el acusado.

Ambos investigados, según la sentencia, de acuerdo con una tercera persona que se encontraba en Venezuela, la cual les servía de contacto, gestionaron el traslado de tres mujeres venezolanas a España para que ejercieran la prostitución en el club conocido como "Pigalle".

El tribunal los ha absuelto de la comisión de tres delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual del que también eran acusados y de otros tres delitos de prostitución coactiva. Además, al acusado ha sido absuelto de un delito de agresión sexual del que era acusado por una de las tres mujeres víctimas. Las magistradas de la Audiencia concluyen que no hay pruebas suficientes para condenar al acusado más allá del testimonio de esta mujer. "Lo cierto -señala la Audiencia- es que la declaración de la testigo no viene corroborada por dato objetivo de carácter periférico que pueda servir de apoyo a su declaración". Destacando además la falta de corroboración de los hechos por parte de las otras dos testigos con las que mantenía una estrecha relación y ante unos hechos tan graves.

Los dos acusados se enfrentaban a peticiones de penas de 23 y 22 años de prisión. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.