El Concello de Marín ha aprobado, a raíz de una propuesta del PSOE, una iniciativa para que Zona Franca de Vigo colabore en la redacción de un estudio técnico que fije las lineas maestras para atraer nuevas empresas al municipio de modo que “la localidad siga mejorando en crecimiento empresarial, diversificando la economía y fomentando una mayor empleabilidad en sectores de todo tipo”.

Este acuerdo responde a una queja formulada sobre los socialistas sobre el declive económico del sector y el escaso apoyo a los emprendedores por la falta de suelo industrial y de otras iniciativas al respecto. El concejal de Facenda, Manuel Santos, situó al Puerto como “motor económico” de Marín, con más de cien empresas en sus terrenos y un impacto de 13.000 empleos. Según sus datos, en Marín estaban registradas en 2021 un total de 1.270 empresas.

La decisión de acudir a Zona Franca para pedir su colaboración en esta materia, coincide con el llamamiento que su propio delegado del Estado, David Regades, a utilizar las herramientas del Consorcio. Fue en un almuerzo-coloquio organizado por Galicia Foro Empresarial y al que asistieron medio centenar de empresarios. David Regades fue presentado por el presidente de la asociación, Manuel Jesús García Rodríguez (Thune Eureka), quien señaló que “nuestro objetivo es que compartáis con nosotros vuestros conocimientos y experiencias, que conozcáis nuestras inquietudes y potencialidades con el fin de buscar vuestro apoyo para la creación de riqueza, empleo y bienestar en nuestras comarcas asentadas en la Ría de Arousa”.

Con el título “Zona Franca de Vigo. Impulsamos la economía. Creamos empleo”, el delegado del Estado presentó los planes y programas de esta institución pública, “que trabaja para potenciar el desarrollo económico gallego, el comercio internacional, las infraestructuras y la cultura emprendedora y que cumple 75 años”. En este sentido, el delegado del Estado animó a los empresarios “a presentar sus proyectos a las distintas aceleradoras, como ViaGalicia, que tiene abierto el plazo para la séptima edición”. Asimismo, les ofreció “la colaboración del brazo inversor de Zona Franca, la sociedad de capital riesgo VigActivo, que tiene casi 25 millones de patrimonio inyectados en empresas de Galicia”.

En su exposición, David Regades transmitió las fortalezas de una institución que gestiona un volumen de activos de 520 millones de euros y una inversión cercana a los 55 millones de euros en el cuatrienio 2019-2022. “Zona Franca era hasta ahora un gran desconocido y queremos llegar a todas las empresas de Galicia que tengan un proyecto viable para que nos vean como posibles socios colaboradores”.

Con más de 8 millones de metros cuadrados de suelo industrial, 705 empresas instaladas, 20.000 empleos y 45 nuevas compañías creadas en cuatro años, David Regades destacó a Zona Franca como el gran motor del área sur y, por extensión, de Galicia, por su apoyo al emprendimiento con viveros empresariales, aceleradoras e incubadoras de empresas, y proyectos de internacionalización de referencia. David Regades destacó que la Zona Franca tiene “proyectos en marcha que crearán unos 3.000 empleos”.

Entre los proyectos generadores de empleo, destacó la puesta en marcha de la Plisan, en Salvaterra-As Neves, donde ya se ha instalado Albo, con potencial para crear 500 empleos, Beta Implants, que pasará de 29 a 200 trabajadores, y la biofarmacéutica Lonza con 200 empleados. “En total en la Plisan se instalarán de forma inmediata medio millar de trabajadores, aunque el potencial es de otros 500, con un compromiso de inversión de estas empresas de 233 millones”.