Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla de Ence, satisfecha por tener fecha para zanjar su incertidumbre: “Confiamos en la Justicia”

Los trabajadores quieren resolver cuanto antes su futuro y esperan “que se imponga la cordura y la sensatez, no se puede jugar con el futuro de 5.000 familias” | Lores espera que el Supremo ratifique que la prórroga es ilegal

Una de las protestas de los trabajadores de Ence para mantener sus puestos de trabajo. | // G. SANTOS

“Por fin ya tenemos una fecha”. Esta era la principal reacción de los presidentes de los respectivos comités de empresa de Ence en Pontevedra (oficinas y fábrica) tras conocer que el Supremo señaló para el 7 de febrero la votación y el fallo sobre la continuidad de la celulosa en Lourizán, tal y como comunicó el miércoles la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Y es que para los trabajadores de la pastera, las prioridades son dos. La primera intentar mantener sus puestos de trabajo, pero el segundo anhelo es acabar con la situación de “incertidumbre” en la que viven desde hace años, especialmente a partir de 2019. Fue entonces cuando la Abogacía del Estado decidió allanarse en los recursos presentados por el Concello, Greenpeace y la APDR contra la prórroga de la concesión por 60 años más otorgada por el Gobierno en funciones de Mariano Rajoy en enero de 2016.

Aquel alineamiento de la administración con las tesis que defendían los partidarios de que la prórroga concedida a Ence era ilegal dejó a la compañía en una situación precaria en el litigio judicial abierto. Finalmente, a lo largo de 2021 la Audiencia Nacional fue dictando sendas sentencias a cada uno de los tres recursos presentados en los que concluía que la prórroga de la concesión de la pastera debe ser anulada.

Llegaron entonces los recursos de casación ante el Supremo contra esta decisión de la Audiencia Nacional. Once recursos por cada sentencia. Promovidos entre otros por la propia empresa, los dos comités de los trabajadores, el Puerto de Marín (cuya economía depende en gran medida de los tráficos de Ence), operadoras logísticas, auxiliares del sector del metal o forestal, entre otros. Son estos recursos, presentados contra dos de las tres sentencias de la Audiencia, los que en febrero votará y fallará el Supremo

Ana Cedeira: “Confiamos en la Justicia y en que imponga la sensatez y la cordura para zanjar un problema de carácter político y que puso en juego miles de puestos de trabajo”

decoration

“Nosotros estamos esperanzados”, explicaba ayer la presidenta del comité de empresa de oficinas de Ence, Ana Cedeira. “Esperanzados por tener una fecha al fin en el horizonte para resolver nuestro futuro y esperanzados porque confiamos en que la sentencia del Supremo sea favorable a nuestros intereses”, explicó. “Confiamos en la Justicia y en que imponga la sensatez y la cordura para zanjar un problema de carácter político y que puso en juego miles de puestos de trabajo”, añadió, remarcando que “no se puede jugar con el futuro de cinco mil familias”.

En una línea muy parecida se expresaba Manuel Rivas, presidente del comité de fábrica: “Estamos satisfechos de que haya por fin una fecha; ya iba a ser en octubre y se aplazó, lo que queremos es que el futuro de la fábrica se aclare de una vez”. Rivas recordó además que la de Ence “es una plantilla joven, ya que en los últimos años hubo mucha renovación y el que más y el que menos quiere diseñar su proyecto de vida y tiene esa incerteza de si va a poder hacerlo aquí”, aseguraba ayer a FARO. Decisiones trascendentales que “para otras familias se pueden tomar con cierta tranquilidad como pedir una hipoteca para comprar una casa aquí se tienen que demorar, o incluso algo que debería ser normal como que una mujer pueda decidir si tiene un hijo o no porque no sabe si mantendrá su puesto de trabajo”.

Decisión final

Aunque la batalla legal por la continuidad de Ence llegará a instancias como el Constitucional o el Tribunal Europeo, todas las partes están de acuerdo en que la decisión del Supremo, que sentará jurisprudencia, será un punto de inflexión casi definitivo. Incluso la empresa reconoce y reserva fondos (hasta 200 millones) para comenzar un eventual proceso de desmantelamiento y liquidación de deudas con proveedores de ratificar el Alto Tribunal el final de la concesión.

Coincidiendo con este anuncio a la CNMV, ayer la empresa lanzó un mensaje a través de las redes sociales destacando que sus dos fábricas, la de Navia y Pontevedra, “constituyen un motor económico en el entorno en el que operan, siendo al mismo tiempo referentes en sostenibilidad y cuidado del medioambiente” y además “promueven un modelo de negocio que contribuye a la economía circular, fomentan la minimización y la reutilización de materias primas y basan su actividad en la fabricación de productos renovables y reciclables, así como en la generación de energía renovable”.

El Concello de Pontevedra es el promotor de uno de los tres recursos que tumbaron la prórroga de la concesión en la Audiencia Nacional. Ayer, el alcalde Miguel Anxo Fernández Lores dijo confiar en que el Alto Tribunal “confirme la sentencia de la Audiencia Nacional, que fue muy clara”. “Fueron cinco ponentes de seis que dijeron que la prórroga fue ilegal”, ha dicho el regidor que, de no ser favorable, ha avanzado que seguirá “trabajando para que se vaya” de la ría de Pontevedra.

Lores y Pontón en un acto anterior en Pontevedra. GUSTAVO SANTOS

En el mismo sentido se ha pronunciado la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón. Para la líder nacionalista “sería sorprendente” que no se ratificasen las sentencias de la Audiencia Nacional que declaran la nulidad de la prórroga de Ence. “No hay ningún motivo jurídico que avale un cambio de criterio”, apuntó.

Asimismo, Ana Pontón destacó la importancia de “que las autoridades le busquen otra ubicación” mientras tanto, algo “en lo que debería de estar trabajando la Xunta del Partido Popular”.

El alcalde pontevedrés ha insistido en que la fábrica, “desde el punto de vista legal, se tiene que marchar de ahí” y ha añadido que “desde la lucha contra la contaminación, también”, por lo que reitera que desde este gobierno municipal defenderán “todas las vías" para que el traslado se produzca cuanto antes.

La ampliación de Navia, “plan B” si falla Pontevedra

A lo largo de esta batalla judicial, Ence siempre ha querido dejar claro que no renuncia a Pontevedra. Mientras se congelaban inversiones en Lourizán y se impulsaron planes para su fábrica de celulosa de Asturias –como el “Navia excelente”, con una inyección de cien millones de euros–, la empresa aseguró que mantiene la fábrica de Pontevedra al día y que confía en poder seguir trabajando al pie de la ría. La última prueba, explican, es la inversión millonaria en el innovador proyecto para tomar agua del efluente de la EDAR con el objetivo de evitar problemas en años venideros con la sequía, como ocurrió el pasado verano y otoño. Además, comprometen una inversión de 395 millones de euros en Pontevedra si se ratifica la prórroga de la concesión.

Pese a ello, la empresa tiene un Plan B por si finalmente la Justicia ordenase el cierre de la fábrica de Lourizán. Tras insistir en que reubicar la fábrica en Galicia es inviable, la compañía plantea dos alternativas posibles para cubrir el vacío de producción de Pontevedra, que supone un tercio del negocio de celulosa de la marca, y ambas pasan por ampliar Navia. La primera sería construir una nueva línea en el complejo asturiano con una capacidad de 100.000 toneladas de celulosa de fibra corta “utilizando equipos del potencial desmantelamiento de Pontevedra y con una inversión estimada de cien millones de euros”. La segunda, más ambiciosa, incluye construir una nueva línea flexible en Navia con capacidad de producción de 340.000 toneladas de celulosa de fibra corta o, alternativamente, hasta 200.000 toneladas de “Dissolving Pulp” o materia prima utilizada en productos higiénicos absorbentes con una inversión estimada de 450 millones de euros.

La vía alternativa de la adscripción al Puerto, en fase de estudio

Otra de las posibilidades que manejan los trabajadores para que Ence pudiera seguir operando en Lourizán es la posible adscripción al Puerto de Marín de los terrenos que ocupa la pastera. El consejo de administración de la entidad portuaria acordó iniciar el procedimiento y, de hecho, en mayo pasado adjudicó el estudio para analizar estas posibles incorporaciones a “Estrada Port Consulting”. Actualmente, la adjudicataria está ultimando el informe solicitado y una vez que se conozca su contenido y su analice, se seguirá la tramitación que corresponda para la realizar la solicitud de incorporación de los terrenos, si se ve viable.

Compartir el artículo

stats