El Concello de Barro restaurará el cruceiro de Outeda, en la parroquia de Curro, para mejorar su estado de conservación y garantizar su seguridad. Se trata de una pieza del siglo XVII que ya fue objeto de alguna reparación en el paso que muestra restos de cemento y ladrillo.

Con esta labor se intenta no solo recuperar el cruceiro, sino también ampliar la información sobre él, ya que se sospecha que incluye una inscripción en la piedra, oculta por los líquenes, que podría aportar datos sobre su patrocinador. Además se tratarán de identificar las imágenes de los santos, pues todo parece indicar que se corresponden con Santo André de Ferrer o San Bartolomeu, pero todavía no hay certeza.

Cruceiro de Outeda, al borde de un vial FdV

Los trabajos consistirán en el desmontaje total de todos los elementos de cruceiro, incluida la base, para poder hacer una restauración completa. Además, se desplazará un metro de su emplazamiento actual, con el objetivo de alejarlo en la medida de lo posible del tráfico y así evitar posibles daños en el futuro debido al impacto de algún vehículo.

El proyecto, elaborado por Gonzalo Buceta Bruneti, conservador y restaurador de bienes culturales, cuenta con un presupuesto de 13.375,60 euros, financiado con una subvención de la Diputación para la rehabilitación del patrimonio histórico-cultural y con fondos propios del concello. La actuación será ejecutada por Juan Cabeza Quiles y comenzará ya en los próximos días.