Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un carballo de bronce, por el momento

El histórico roble de la parroquia de Santa Margarita de Mourente ocupa el tercer puesto de entre los más votados del Certamen Árbol y Bosque del Año, aún abierto a concurso

La mesa informativa instalada en A Peregrina para votar por el carballo. RAFA VAZQUEZ

Con más de 500 años de historia y situado en la parroquia pontevedresa de Mourente, el roble de Santa Margarita es uno de los nueve candidatos para representar a España en la elección del Árbol Europeo del Año 2023. Su candidatura ha sido impulsada por la Asociación Cultural do Sentir do Carballo de Santa Margarida, junto con el IES Luis Seoane de Pontevedra.

Por el momento, se encuentra en el tercer puesto entre los más votados de la lista pública del Árbol candidato a Árbol del año en España 2023, con 2.253 votos anoche. Por encima de él se sitúan la encina del Monte de la Redonda, en Colindres, Cantabria (con 5.185 votos), y el plátano Biar Biar de la Comunidad Valenciana (4.355 votos).

El árbol pontevedrés tiene que tomar mucho impulso todavía para poder superar a sus principales competidores, pero también es cierto que ya se encuentra a mucha distancia de los que le siguen, siendo el castaño del Tío Trazas de Los Santos, Salamanca, el más cercano, con 1.880 votos. El resto están muy por debajo y el último puesto lo ocupa por el momento el otro candidato gallego al certamen: el carballo de Gregorio, en Boqueixón, A Coruña, que cuenta con menos de 500 votos.

Para potenciar la candidatura del roble pontevedrés, voluntarias de esta candidatura han salido a la calle en Pontevedra para informar a la población sobre el concurso del Árbol y Bosque del Año instalando en A Peregrina una mesa con códigos QR para facilitar la votación a través del teléfono móvil y con solo facilitar un correo electrónico en el que poder confirmar la elección, “menos de dos minutos”, tal y como explican las jóvenes estudiantes.

Fueron muchos los ciudadanos que se animaron a participar, lo que ha provocado un pequeño impulso a la candidatura pontevedresa. La votación permanecerá abierta hasta el 10 de diciembre.

Desde 2007

El certamen Árbol y Bosque del Año en España se creó en 2007 por la ONG Bosques sin Fronteras, siendo el primero en Europa y en el mundo con esta iniciativa. Como continuación de esta iniciativa, en 2011 se creó el premio a nivel europeo Tree of the Year, organizado por la Fundación Alianza (Nadace Partnerství) que engloba todas las iniciativas nacionales que se han creado en los diferentes países.

El objetivo en todos ellos es destacar los interesantes árboles y bosques singulares como un importante patrimonio natural y cultural a apreciar y proteger. No es tan importante la belleza, el tamaño o la edad de los árboles o los bosques como su historia y la relación con las personas y el territorio. Es por ello que el carballo de Santa Margarita se presenta como un candidato ideal. Se trata de un ejemplar de más de 500 años que habita a los pies de una ermita de época medieval. Ambos han sido objeto de devoción y peregrinación desde hace siglos, pues se decía que había allí una fuente milagrosa que curaba las enfermedades de la piel. Desde los años setenta del siglo pasado sufre un progresivo deterioro debido a que se cubrió el atrio donde habita con asfalto.

Entrega de los esquejes del carballo en el campus de Pontevedra. FdV

Dos “hijos” crecerán en el arboreto del campus

Representantes del IES Luis Seoane visitaron ayer la Escola de Enxeñaría Forestal del campus de Pontevedra, a la que donaron partes de una de las ramas del carballo de Santa Margarita, que pasarán a formar parte de la xiloteca del centro. Asimismo, este centro educativo también donó a la Universidad dos “hijos del roble”, dos árboles nacidos hace un año a partir de sus bellotas y que, pasado un tiempo en un vivero, pasarán a formar parte del arboreto del campus pontevedrés. Los dos ejemplares se entregaron acompañados de unos carteles hechos con una tinta realizada a partir de bugallos del árbol, junto con un texto que explica el origen de sus nombres, surgidos de la compilación de expresiones en gallego que frei Martín Sarmiento realizó en el siglo XVIII.


Compartir el artículo

stats