Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis energética alumbra un bum de las fachadas ventiladas

Las comunidades de vecinos buscan el ahorro con este sistema de recubrimiento

Una fachada ya reformada con el sistema de ventilación, en Pontevedra Gustavo Santos

La crisis energética y la subida del coste de los combustibles ha incrementado el interés de las comunidades de vecinos por los revestimientos que logren una mayor eficiencia térmica, como son las fachadas ventiladas, o los Sistemas de Aislamiento Térmico Exterior (SATE). Ambos mejoran el confort del hogar y logran un ahorro importante en los sistemas de calefacción, además de embellecer la fachada.

Pontevedra se ha convertido en un buen banco de pruebas de estos métodos para mejorar la estética de la fachada, al mismo tiempo que ahorrar en calefacción o en aire acondicionado. Y el barrio de Campolongo es un buen ejemplo de ello. En esta céntrica urbanización, cuyos primeros edificios cuentan ya más de medio siglo de historia, se están recubriendo la mayoría de las fachadas con este material.

La experiencia de un primer inmueble que apostó por este método para renovar sus fachadas, fue “copiada” rápidamente por las comunidades de vecinos próximas, al comprobar los buenos resultados obtenidos. El boca a boca entre vecinos fue decisivo para la extensión del sistema.

La experiencia de un primer inmueble que apostó por este método para renovar sus fachadas en Campolongo, fue “copiada” rápidamente por las comunidades de vecinos próximas

decoration

En los últimos meses muchos otros edificios de esta urbanización están apostando por las nuevas fachadas ventiladas que, por otra parte, también se están incorporando, cada vez más, a los inmuebles de nueva construcción.

Al margen de la cuestión estética, el ahorro energético es un factor determinante para afrontar la inversión. Según explica el instalador Gabriel Cores, el ahorro puede superar el 50 por ciento del coste energético, ya que este método de aislamiento mejora el rendimiento térmico general del edificio.

Coste

En cuanto a coste, la inversión será muy diferente según el material que se elija, ya que en cuestión de fachadas ventiladas los materiales van del metal, el composite o la cerámica, hasta la piedra, incluidas las más lujosas, como el mármol.

Por término medio, el coste supera los 100 euros por metro cuadrado, pero siempre variará del material elegido en las planchas que revestirán la fachada. “Las instalamos incluso de 15 centímetros de grosor”, como apunta Cores Barcia.

La fachada ventilada consiste básicamente en un cerramiento exterior que tiene un recubrimiento interno, cubierto por una capa de aislamiento y otra hoja externa, anclada a la pared por diferentes sistemas. Este conjunto logra un buen aislamiento tanto térmico como acústico en el edificio. Además de la mejora estética y un ahorro energético, este revestimiento logra prolongar la vida de la fachada y evitar los recurrentes pintados exteriores.

El sistema evita también problemas de salubridad en las construcciones, asociados a la humedad y a las condensaciones, ya que logra un circuito de ventilación en el interior de la cámara que “sanea” la pared.

Los materiales de revestimiento exterior pueden ser de metal, hormigón prefabricado, cerámica, cristal, madera o piedra (granito, pizarra, incluso mármol). En la calidad del mismo radicará la diferencia en la factura final.

Si bien este sistema de recubrimiento de fachadas ha supuesto todo un boom en la reforma de edificios antiguos, cada vez más se está aplicando en los de nueva construcción. Y Pontevedra está viviendo actualmente una recuperación del mercado inmobiliario, con un total de 428 nuevas viviendas con licencia o en proyecto de ejecución. En estos momentos se construyen hasta 144 viviendas con una licencia concedida en 2021, mientras que en 2022 se han presentado solicitudes de licencia para otras 284.

Compartir el artículo

stats