La delegación pontevedresa, encabezada por el alcalde, Miguel Fernández Lores, y el diputado provincial de Deportes Gorka Gómez, que durante los últimos días estuvo presente en la Gran Final de las Series Mundiales de triatlón en Abu Dabi, regresa ya a orillas del Lérez con la bandera que simboliza la celebración de esta cita deportiva el próximo año en Pontevedra.

Más de 4.000 deportistas y unas 15.000 personas entre entrenadores, familiares, directivos y otras personas vinculadas a este deporte se aguardan para septiembre próximo en los hoteles de la comarca. Además, la competición lleva aparejada la celebración del World Triathlon Congress 2023, un encuentro anual que analiza la situación de esta actividad en el mundo y planifica la temporada próxima. La edición de 2022 se celebró este domingo en A bu Dabi y la embajada pontevedresa fue la encargada de clausurar la cita, de la mano de la presidenta de la World Triathlon y miembro del Comité Olímpico Internacional, Marisol Casado, y el presidente de la Federación Española, José Hidalgo.

Lores apunta a que en el congreso que se celebrará el próximo año en Pontevedra estén representados más de 140 países, por encima de los reunidos en Abu Dabi. Todos ellos, así como los deportistas y acompañantes, son los destinatarios de una campaña de promoción turística de Pontevedra, una labor que ya comenzó en el viaje a Abu Dabi. El programa global incluirá una agenda paralela de citas culturales, de ocio y de turismo, con el fin de que los asistentes amplíen sus estancias en la zona a través de paquetes turísticos. “Estamos ideando una serie de planes promocionales en ese sentido y los triatletas sabrán que podrán venir antes de la prueba, gozar de Galicia o quedarse después de la competición, conocer lo que tenemos y vivir una experiencia inolvidable en Pontevedra 2023”, aseguró el alcalde.