Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontevedra, epicentro de la lucha libre

Los Campeonatos del Mundo de Grappling y Luchas Olímpicas arrancaron en la ciudad con un evento que llenará los hoteles de la zona durante más de diez días

Campeonato del Mundo de Grappling. Gustavo Santos

El Pavillón Municipal dos Deportes se ha convertido, desde ayer, en una suerte de coliseo, una arena en la que los mejores luchadores del mundo se darán cita hasta el día 23 en los Campeonatos del Mundo de Luchas, que engloban el grappling –en categoría absoluta, sub-17 y sub-20–, la lucha grecorromana y la lucha libre olímpica masculina y femenina, ambas en edad sub-23.

Se trata de un evento deportivo del máximo orden en el ámbito de la lucha y sus disciplinas adyacentes, que ha provocado que Pontevedra y Sanxenxo cuelguen el cartel de lleno en sus plazas hoteleras tras la llegada de más de 1.100 atletas procedentes de hasta 70 países, acompañados por un séquito notable de entrenadores, miembros de la organización y familiares.

Forcejeo entre dos competidores. | // GUSTAVO SANTOS

Nueve mundiales en total, en los que participarán más de un centenar de deportistas españoles, con la luchadora gallega Nerea Pampín –formada en el Centro Galego de Tecnificación Deportiva– en liza en el tramo final de competición, formando parte de la modalidad de lucha libre femenina.

La jornada inaugural arrancó con el grappling no-gi, en el que los competidores y competidoras visten una camiseta similar a un neopreno en lugar de un kimono, celebrándose en el Municipal los torneos de las categorías sub-17, por la mañana, y sub-20 en el turno vespertino. En la primera, el equipo español logró el segundo puesto en la clasificación masculina por equipos con 81 puntos, quedando solo por detrás de una intratable Kazajistán, que con 177 puntos se hizo con el oro en cinco de las ocho clases de peso. En la clasificación femenina sub-17, España logró una plata y un bronce, suficientes para imponerse por un ínfimo margen de dos puntos a Israel y Kazajistán.

El árbitro, declarando vencedor al luchador húngaro. | // GUSTAVO SANTOS

La jornada de tarde, ya con los sub-20 sobre el tatami, contó con la participación del primero de los luchadores gallegos convocados para los campeonatos en Pontevedra: el pontedeumés Ramón Placer, del club Sportfight de Ferrol, que se batió por las medallas en la categoría de 77 kilos de peso.

Las jornadas del Mundial de grappling servirán como antesala al torneo homónimo en la modalidad de lucha libre olímpica y grecorromana, que solo se disputará en edad sub-23 y ocupará las pistas del Pavillón Municipal entre los días 17 y 23 de octubre.

Retorno económico

En la presentación del evento en el Concello de Pontevedra, Tino Fernández, teniente de alcalde de la localidad, destacó la celebración de este evento como “un hecho histórico, que sitúa a Pontevedra en el centro del mundo de las luchas olímpicas y de la organización deportiva”. Fernández, que anunció que Pontevedra albergará en 2024 el Mundial júnior de este deporte, subrayó el retorno económico “fundamental” que aportan citas deportivas de este calado a la economía de la ciudad.

“Pontevedra está petada, los hoteles están llenos, la hostelería está funcionando a un nivel muy alto y en un momento en el que la actividad económica es tan importante, con la temporada de turismo que ya finalizó”, comentó el dirigente local.

En su intervención, José Luis Olazábal, gerente de la Federación Española de Lucha, destacó que en Pontevedra “nos sentimos como en casa”, en una ciudad en la que “desde hace muchos años ya organizamos unos campeonatos de España en edad escolar, ya pasamos por todas las categorías hasta la sénior y celebramos multitud de campeonatos nacionales”.

El grappling da el pistoletazo de salida

El primer tramo de competición luchística en el Municipal se centra especialmente en la disciplina del grappling, un deporte no olímpico que difiere de la lucha libre en varios aspectos y que se divide en su práctica con o sin gi (kimono). “En lucha libre masculina, femenina y grecorromana se suman puntos derribando al adversario y tratando de inmovilizar su espalda en el suelo tres segundos. En el grappling, aparte de sumar puntos, el objetivo es buscar una situación en la que la ventaja te permita luxar o estrangular a tu rival”, explica Pablo Pintos, director técnico de la Federación Galega de Loita.

El torneo continúa hoy con la disputa de los Mundiales sub-17 y sub-20 de grappling en la modalidad de gi, dejando como plato fuerte para el fin de semana las citas en categoría absoluta, tanto el viernes como el sábado, en el que participarán varios gallegos como la ponteareana Vanesa Muíños, José Manuel Eyo o Nicolás González.

Compartir el artículo

stats