El joven de 24 años detenido por la Guardia Civil por conducir sin carné el coche accidentado el martes en Cerdedo-Cotobade y en el que murió una mujer de 28 años, ha quedado este miércoles en libertad, según ha decretado el juzgado que se ha hecho cargo del caso, si bien es investigado por un supuesto delito de homicidio imprudente.

Se trata de un hombre natural de la parroquia cotobadés de Valongo, aunque residente en Madrid, donde también vivía la fallecida. El suceso ocurrió sobre las tres de la tarde. Por motivos que se desconocen el vehículo en el que viajaba esta mujer y que conducía el ahora investigado se salió de la vía PO-235 en el entorno del viaducto conocido como Ponte Loureiro y cayó desde una altura de unos nueve metros al río Almofrei.

El conductor, herido leve, logró salir del vehículo por su propio pie. Según indicó a los vecinos que acudieron al lugar del siniestro, intentó rescatar a su acompañante pero no fue posible. En ese momento, salió a la búsqueda de ayuda, al no pasar ningún vehículo ni poder alertar por el móvil. Por fin, casi tras andar algún kilómetro, pudo solicitar auxilio.

Horas después del accidente, la Guardia Civil detenía al conductor por carecer de carné y pasó la noche en los calabozos de la Comandancia de Pontevedra. En la mañana de este miércoles pasaba a disposición judicial. El juzgado decretó su puesta en libertad pero es investigado por una presunta imprudencia con resultado de muerte.