ANUAL +2 Entradas GRATIS Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El número de menores tutelados en Pontevedra por la Xunta se reduce un 25% en un año, hasta los 681

La provincia cuenta, además, con 244 niños y adolescentes en situación de guarda, una cifra que se mantiene casi invariable. Hay 321 familias pontevedresas que acogen a 400 menores, mientras que otros 450 viven en centros

Ciudad infantil Príncipe Felipe, centro residencial de menores en la ciudad de Pontevedra. // GUSTAVO SANTOS

El número de menores tutelados por la Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Política Social, es de 681 en la provincia de Pontevedra. Se trata de niños y adolescentes que residen o se encuentran transitoriamente en la comunidad autónoma gallega. Esta cifra en concreto supone el 38% del total de menores en esta situación en toda Galicia, que suma 1.795.

Así se desprende del último informe de la Consellería de Política Social, “Estadística de Protección de Menores 201”, al que ha tenido acceso FARO. Según este documento, en el último año se ha producido una reducción importante en la provincia, del 25%, al pasar de 910 a 681 menores.

No ocurre así con los menores en situación de guarda, cuyo número se mantiene bastante estable, 244, frente a los 237 del año pasado.

La asunción de la tutela atribuida a una entidad pública, como es en este caso el gobierno autonómico, lleva consigo la suspensión de la patria potestad. Esta tutela se produce cuando se dan situaciones de desamparo como el abandono del menor; la existencia de maltrato físico, psíquico o abusos sexuales; la negligencia grave en el cumplimiento de las obligaciones alimentarias, higiénicas o de salud; la inducción al niño o adolescente a la mendicidad, delincuencia, prostitución o cualquier otra forma de explotación; las conductas adictivas del menor con el consentimiento de los adultos de los que está a cargo; el trastorno mental grave de los padres, madres o tutores; la falta escolarización habitual del niño, o cualquier situación de desprotección comprobada.

A la entidad pública de protección de menores le corresponde la guarda de los que tenga asumida la tutela. Además, los padres pueden solicitar a la Xunta que esta la asuma durante el tiempo necesario siempre y cuando ellos no puedan cuidar del niño, una circunstancia que debe ser evaluada.

Integración en un hogar

El acogimiento es una de las fórmulas más recomendadas para la protección de los menores. Puede realizarse integrándolo en una familia, lo que se denomina como acogimiento familiar, o en un centro adecuado especializado, el acogimiento residencial. Política Social recuerda que en el caso del primero, la familia o persona acogedora tiene la obligación de velar por el menor, tenerlo en su compañía, alimentarlo, educarlo y procurarle una formación integral. La idea es que sienta que forma parte de esa vida familiar, que sustituye o complementa temporalmente a la suya biológica.

En la provincia de Pontevedra hay 400 niños en acogimiento familiar, son 191 niños y 209 niñas que viven con 321 familias. En el conjunto de Galicia son 1.210 menores y 961 hogares. Las cifras de menores siempre son mayores ya que en muchos casos el acogimiento se produce conjuntamente, puesto que se evita separar a los hermanos siempre que sea posible.

El acogimiento puede tener lugar en la familia extensa del menor o bien en familias ajenas. Obviamente, siempre se recomienda el primero de los casos.

Asimismo, en función de las circunstancias económicas de la persona acogida y de la familia, esta puede percibir o no una compensación económica por el acogimiento. Es decir, que hay acogimientos remunerados o no.

  • 1 La tutela se produce cuando hay situación de desamparo
  • Abandono del menor; existencia de maltrato físico, psíquico o abusos sexuales, o negligencia grave por parte de los padres o tutores, entre otros casos.
  • 2 Prioridad en el acogimiento para la familia extensa
  • Siempre se recomienda con la familia, que puede percibir o no una compensación económica en función de sus circunstancias económicas.
  • 3 Acogimiento solo durante el tiempo necesario estricto
  • El objetivo es procurar la integración del menor en un entorno social y el acceso a los sistemas ordinarios educativos, sanitarios laborales y otros.

El caso de las residencias

En cuanto al otro tipo de acogimiento, en residencias, supone el ingreso en un centro gestionado directamente por la Consellería de Política Social o indirectamente a través de una institución pública o privada colaboradora, con el objetivo de que reciba la atención, educación y formación adecuadas que, temporalmente, no le pueda proporcionar su propia familia.

Es una medida que solo se aplicará cuando se agoten todas las posibilidades de mantenimiento del niño o adolescente en su familia y el acogimiento familiar no sea posible o se consideren inapropiados.

En Pontevedra hay 450 menores acogidos en centros, son un 36% del total de los que se encuentran en esta situación en Galicia, 1.245. Es de hecho, la provincia gallega que presenta la cifra mayor en este sentido.

El acogimiento residencial se mantendrá “el tiempo estrictamente necesario”, explica la Consellería de Política Social en su informe anual. “Se procurará la integración del menor en un entorno social y el acceso a los sistemas ordinarios educativos, sanitarios, laborales y otros”, resume.

Existen distintos tipos de centros residenciales: con hogares, mini residencias, casas de familia, viviendas tuteladas y viviendas de transición a la vida autónoma, que funcionan en régimen de autogestión bajo la supervisión técnica externa de un educador.

Las adopciones se estancan: 18 en un año en la provincia

La “Estadística de Protección de Menores 201”, de Política Social, también incluye un apartado dedicado a las adopciones de menores de edad. El número de adopciones de menores de edad en Pontevedra se estancó en 2021 y se mantuvo casi invariable respecto a 2020. Según los datos del informe, el año pasado se formalizaron un total de 18 en la provincia, de las que 13 fueron de niños de España y las otras cinco de menores procedentes del extranjero. La única diferencia respecto a un año antes se dio a nivel nacional, ya que entonces habían sido 14 las adopciones oficializadas. En el ámbito internacional no ha habido cambios, vuelven a ser cinco. En todo caso, Pontevedra fue la segunda provincia en la que más procesos se cerraron en 2021, solo superada por la de A Coruña, con un total de 19 (seis nacionales y 13 internacionales). En el conjunto de Galicia la cifra fue de 48, de las que 30 tuvieron lugar en España y 18 en el extranjero. En Ourense se formalizaron siete adopciones y en Lugo otras cuatro. En ambas provincias todas fueron de carácter nacional. De las solicitudes realizadas en Pontevedra el año pasado a nivel nacional, 25, salieron adelante la mitad, las 13 citadas anteriormente. Esto supone un porcentaje de resolución favorable del 52%. Por el contrario, en el ámbito internacional se presentaron 19 peticiones y se oficializaron solo cinco, es decir, un 26%, o, lo que es lo mismo, una de cada cuatro.

Compartir el artículo

stats