El director xeral de Justicia, José Tronchoni, acompañó ayer a miembros del Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en una visita a los juzgados de A Parda, en Pontevedra.

En este edificio judicial, inaugurado en 2019, la Xunta invirtió 21,5 millones de euros “con el objetivo de dar respuesta a la demanda de espacio que requiere la Administración de Justicia de Pontevedra”, según destacó ayer el gobierno gallego.

En esta visita, en la que también participó el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luís López, la jueza decana Belén Rubido explicó la adaptación del nuevo edificio al funcionamiento de la justicia en España. Tras el recorrido, los magistrados “valoraron especialmente la funcionalidad de las instalaciones”, añade la Xunta.