La estabilidad de la meteorología de estos días está permitiendo que la vendimia en la Denominación de Origen Rías Baixas sea ya una realidad en su conjunto. Después de una semana con lluvias que ralentizaron la recogida de la uva, todas las bodegas de las cinco subzonas de la denominación están inmersas en la campaña 2022.

El director técnico del Consejo Regulador, Agustín Lago, concreta que “debido a las inclemencias meteorológicas las bodegas han tenido que empezar lentamente siempre mirando al cielo, pero este fin de semana ya se intensificaron los trabajos. De momento se han recogido más de 34 millones de kilos de uva”. El Departamento Técnico está en pleno funcionamiento para controlar el origen y la calidad de las uvas que entran en las 178 bodegas elaboradoras en esta campaña de vendimia. Para ello cuenta con 23 auditores, reforzados con el apoyo de los funcionarios de la Consellería do Medio Rural y del Plan de Control de Vendimia.