Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aluvión de quejas en el CHOP por la falta de atención en Primaria y los PAC

El desvío a Urgencias de Montecelo es constante, provocando el colapso del servicio

Usuarios en el centro de salud de A Parda. RAFA VAZQUEZ

Los pacientes del área sanitaria de Ponteveda están mostrando, a través de reclamaciones a la gestión del Sergas, su hartazgo por el déficit de atención tanto en los centros de salud como en los Puntos de Atención Continuada (Urgencias extrahospitalarias), una consecuencia de la falta de profesionales en la sanidad pública, especialmente de médicos. Esto está provocando que en numerosas ocasiones, como ha ocurrido el pasado fin de semana, sean desviados directamente al servicio de Urgencias del Hospital Montecelo, un centro al que solo deberían llegar los casos más graves.

Es el caso de Ana María Malvar, vecina de Salcedo, que lamenta que se le instase a acudir al hospital de referencia pontevedrés por un problema en concreto que sufrió su hijo y que no revestía gravedad. Puso una reclamación asegurando que al no haber médico durante todo el domingo pasado en el PAC de A Parda de Pontevedra se vio obligada a llamar al 061, desde donde le dieron las instrucciones a seguir para aliviar las fuertes molestias que su hijo sufría en los pies.

Explica a FARO que su responsabilidad como paciente le impide acudir a Montecelo por un caso así, pese a que le provocaba una molestia muy importante en el paciente, de ahí que decidiese poner una reclamación contra el Sergas.

“Cuando hay 40 personas esperando, como ocurrió el domingo, siempre es más fácil que se cuele un caso realmente grave en medio, con las consecuencias que ello puede tener”

decoration

No es la única, confirman trabajadores del área sanitaria de Pontevedra, que informan de que durante todo el verano se han presentado “muchísimas quejas” a la actual gestión por la falta de atención tanto en Primaria como en los PAC.

En cualquier caso, pese a la responsabilidad que recae sobre los propios pacientes, que deciden no ir a Urgencias Montecelo para no provocar más colapso todavía del que sufre este servicio, finalmente muchos de ellos se ven abocados a hacerlo. Las cifras hablan por sí solas. El pasado domingo, día en el que estuvieron tres PAC cerrados (A Parda, Baltar y O Grove) la asistencia al hospital fue tanta que a las seis de la tarde todavía quedaban más de 40 enfermos en espera de pasar a los boxes.

El problema de los crónicos

“El problema es que hay enfermos que tienen que esperar durante semanas o meses para ser atendidos o que les puedan cambiar los tratamientos, ya que si sus médicos no están los que los relevan no se lo hacen. Esto, al final, hace que vayan a Montecelo empeorados de sus patologías”, confiesan fuentes de los trabajadores del hospital.

Y esto se traduce en que entre un 14% y un 16% de las urgencias que llegan desde este centro sanitario terminan quedando ingresadas “porque la gente aguanta hasta que no puede más y lo cosa empeora tanto que hay que hospitalizarlos”.

El servicio de Urgencias de Montecelo puede asumir hasta un máximo de 140 pacientes al día, pero cuando la cifra se incrementa la cosa se complica. El pasado viernes, por ejemplo, atendieron a 183 enfermos, de los cuales 25 quedaron ingresados.

“Cuando hay 40 personas esperando, como ocurrió el domingo, siempre es más fácil que se cuele un caso realmente grave en medio, con las consecuencias que ello puede tener”, se lamentan los profesionales sanitarios.

Firmas por la sanidad pública

Precisamente, para que la atención sanitaria mejore, sobre todo en lo relativo a la Primaria, continúa la campaña de recogida de firmas por la Iniciativa Lexislativa Popular (ILP) puesta en marcha por los diferentes colectivos de SOS Sanidade Pública de la comarca de Pontevedra.

Se recogen firmas ante los principales centros de salud del área sanitaria y en puntos clave como los mercadillos de Marín y Sanxenxo, dos de los municipios más activos con esta iniciativa, así como el resto de las comarcas de O Morrazo y Salnés.

Compartir el artículo

stats