Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi 900 familias aguardan por una vivienda social, la tercera demanda más alta de las urbes gallegas

La Xunta proyecta la construcción de 76 nuevos pisos en Valdecorvos y prepara la subasta de las dos últimas parcelas disponibles en este polígono | Solo A Coruña y Vigo registran mayor número de solicitudes en Galicia

Edificio de 132 viviendas de promoción pública, el único de este tipo de momento en Valdecorvos. Rafa Vázquez

Las promociones privadas de viviendas en la ciudad de Pontevedra se han disparado en los últimos meses, lo que supone un aumento notable de la oferta residencial tras años de parón del sector. Sin embargo, muchas familias no pueden hacer frente a las hipotecas que suponen estas operaciones, por lo que ansían un piso de promoción pública, ejecutado y adjudicado por la Xunta. El aumento de la oferta privada ha suavizado la curva de crecimiento de la demanda de este tipo de inmuebles, pero no lo ha frenado en absoluto. De hecho, Pontevedra es la tercera ciudad gallega con mayor número de solicitudes de una vivienda de promoción pública (VPP). Son 981 las familias inscritas ayer en el Rexistro oficial de la Xunta, una cifra solo superada por las 4.355 de Vigo y las 1.490 de A Coruña. En toda Galicia son unas 11.500 las familias que aguardan por un piso de este tipo.

La demanda en la ciudad de Pontevedra casi duplica la existente en toda la provincia de Ourense, que suma en total 507 solicitudes. En la ciudad de Lugo son 860 los peticionarios, mientras que en Santiago son menos de 500 y apenas 3456 en Ferrol.

Pese a esta elevada demanda, la oferta de VPP por parte de la Xunta se realiza a cuentagotas. Hace más de siete años que se adjudicaron las últimas construidas. Eran 132 pisos en Valdecorvos, barrio que tomó el relevo de Monte Porreiro para acoger este tipo de inmuebles. Ahora, el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) tiene en marcha un proyecto para levantar otro edificio, con 76 viviendas, en el mismo polígono.

Finales de 2025 o principios de 2026. Es el horizonte temporal que se fija el IGVS para tener disponible su nueva promoción de pisos públicos en Valdecorvos. Así se deduce de los plazos establecidos en el contrato para encargar el proyecto de este edificio en una parcela de 4.620 metros cuadrados. Entre la redacción del proyecto (5 meses) la ejecución de las obras (30 meses) y el plazo de garantía se establece un plazo de 47 meses, que podría elevarse a 71 si aparecen sorpresas. El presupuesto total ronda los 10,5 millones de euros.

La ejecución de estos 76 nuevos pisos no será una realidad a corto plazo, pero el mero anuncio de que habrá una nueva promoción presumiblemente disparará la demanda oficial por parte de las familias, que permanece estancada desde hace meses. Es lo que ocurrió cuando se anunció el sorteo de los primeros pisos de Valdecorvos y todo apunta a que en breve se repetirá el fenómeno.

Por el momento, la Xunta ha anunciado la creación de un nuevo centro de transformación y una red de baja tensión para este polígono residencial, con el fin de reforzar el servicio eléctrico. Paralelamente, pretende sacar a subasta en las próximas semanas dos parcelas de Valdecorvos para la construcción, por parte de la iniciativa privada, de 56 y 48 viviendas respectivamente, con algún tipo de protección.

En la comarca de Pontevedra, la demanda oficial de viviendas, tanto públicas como de otro tipo se concentra en la capital. Con un total de 1.263 solicitudes en los catorce municipios del entorno de la ciudad, la capital concentra 968 peticiones. Los siguientes municipios con más demanda son los de Marín (83) y Poio (75), pero son especialmente significativos los casos de Caldas y Cerdedo-Cotobade, con mucha menos población y que tienen 47 y 41 peticiones en cada caso. La explicación de esta elevada cifra en Cerdedo-Cotobade puede estar en que la Xunta ha activado el proceso para adjudicar tres VPP en el municipio y para optar a ellas es necesario estar inscrito en el Rexistro oficial.

A día de hoy, existen en ese listado 26 familias residentes en Barro a la espera de una vivienda, y 25 en Sanxenxo. A partir de ahí, las cifras son mucho más modestas y la demanda es totalmente inexistente en Cuntis y Portas, mientras que es muy baja en Campo Lameiro y Moraña, con una única solicitud en cada uno de estos dos municipios. Hay seis peticiones en A Lama, cuarto en Ponte Caldelas y cinco en Vilaboa.

Resuelta la lista de espera por inmuebles vacantes

Cada año, el IGVS realiza un sorteo entre los inscritos en el Rexistro de Demandantes para seleccionar una lista de espera de posibles aspirantes a alguna vivienda de promoción pública que quede vacante a lo largo del ejercicio. Este lista ya ha sido elevado a definitivo, tras resolverse las reclamaciones presentadas, con un total de 31 familias anotadas y otras 14 excluidas. El reparto se realiza en función del tamaño de los pisos que queden vacíos, con 8 aspirante en espera por inmuebles de dos dormitorios, 12 para casas de tres cuartos y 11 familias más para las de cuatro habitaciones. Paralelamente, el IGVS ha activado el proceso de selección de posibles adjudicatarios para VPP en Cerdedo-Cotobade, tanto en Viascón como en Cerdedo. Se trata de tres hogares cuyo sorteo se celebrará el próximo 6 de octubre.

Compartir el artículo

stats