El Sergas incide en que la decisión de no enviar una ambulancia a una mujer que, posteriormente, falleció en el Punto de Atención Continuada de Baltar, en Sanxenxo (Pontevedra), se basó en el criterio de los profesionales sanitarios que "entienden que no es necesario movilizar" este recurso en función de los datos aportados en la llamada al 061. Tras haber salido a la luz el trágico suceso, el Servizo Galego de Saúde sostiene que "es imprescindible recalcar que en ningún caso se trata de un problema de falta de medios".

Así lo trasladó la Administración sanitaria tras conocerse que este caso está siendo investigado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Cambados, ya que en la llamada de alerta no se detectaron "criterios de gravedad". "Pese a la información aportada telefónicamente al 061, la mujer llega al PAC ya fallecida y en un estado de importante deterioro", explicó el Sergas, añadiendo que "la llegada al centro, además, se demora dos horas desde la llamada".

Asimismo, dado que es un caso judicializado, desde la Administración sanitaria apuntaron que "es importante dejar que sea la justicia quien dirima las circunstancias del fallecimiento".

Tal y como apuntó el Sergas, la alerta se produjo pasadas las 21,00 horas del pasado 6 de agosto y, "tras la consulta, el médico del 061 determinó la ausencia de criterios de gravedad", por lo que recomendó que la paciente fuese trasladada "por sus medios" al PAC de Baltar para ser reconocida de forma presencial, y no en una ambulancia, algo a lo que accedió su pareja, afirman.

El denunciante es, precisamente, la pareja de la mujer. Según su versión de los hechos, su mujer empezó a encontrarse mal sobre las 14.00 horas, empezó a vomitar y no era capaz de caminar, presentando insensibilidad en las piernas.

Sobre las 21.00 horas de ese mismo día, su marido contactó por teléfono con el 061 para requerir asistencia sanitaria y desde el servicio de emergencias le respondieron que, en ese momento, no estaba disponible ninguna ambulancia que pudiera realizar el traslado. Así, le recomendaron que lo hiciese él mismo si su esposa no tenía fiebre.

Finalmente, el marido la trasladó en su vehículo particular al PAC de Baltar donde murió mientras él estaba aparcando.

"Muy grave" morir sin atención

Por su parte, la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública considera "muy grave" que una persona muera sin atención, "pese a demandar asistencia sanitaria". "Este nuevo y dramático episodio viene a confirmar las consecuencias de la falta de recursos de Atención Primaria, del servicio de ambulancias y del sistema sanitario público gallego, sometidos a los recortes de los últimos años", lamenta.

Desde la plataforma insistieron en que tanto el centro de salud como el PAC de Baltar "tienen graves problemas de recursos y de asistencia", que han sido denunciados recientemente.

Esta es una situación recurrente cada verano, puesto que a la ausencia de profesionales y de la cobertura de vacantes, se suma el hecho de que la población en la zona se multiplique de forma considerable, puesto que Sanxenxo es uno de los principales destinos turísticos escogidos por los veraneantes en estas fechas. Esto motiva un exceso de carga asistencial sobre los profesionales, que cada verano se ven obligados a denunciar la misma situación.