Tener en propiedad una isla privada siempre se ha planteado como un lujo al alcance de muy pocos, pero lejos de lo que pueda parecer, hay trozos de tierra rodeada de agua en el mundo que no son tan inasequibles al bolsillo de un ciudadano medio.

No es el caso del islote que en su día se compró Tiger Woods y que años más tarde pondría a la venta. El archipiélago del golfista americano está en Suecia, ocupa una superficie de 230.000 metros cuadrados y en él hay construida una casa principal que tiene más de 200 metros cuadrados, además de un pabellón de caza y un puerto privado con un ferry capaz de transportar hasta 12 personas. Su precio de venta: 6 millones de euros.

La isla sueca de Tiger Woods.

La isla sueca de Tiger Woods.

Otra isla inalcanzable para el común de los mortales la sacó a subasta online hace apenas un mes casa Sotheby's. Un islote privado en las Bahamas valorado en 14,5 millones de euros. La propiedad tiene unos 3 kilómetros cuadrados de terreno no urbanizado, largas playas de arena blanca y estanques de agua dulce. Ya ha sido vendida, pero no ha trascendido el precio de adjudicación.

El precio de salida de esta isla de la Bahamas estaba en 14 millones y medio de euros.

El precio de salida de esta isla de la Bahamas estaba en 14 millones y medio de euros.

Pero buceando en algunos portales inmobiliarios, encontramos gangas por menos de lo que cuesta un piso en España como la isla Alligator Caye Parcel, de 40.000 metros cuadrados y con uno de los arrecifes de coral más grandes del mundo, situada en el Caribe, y con un precio de venta de menos de 90.000 euros. Por diez mil euros menos se puso en el mercado Sweet Island, de 12.000 metros cuadrados y con casa a reformar, en Canadá.

En cualquier caso, no es necesario irse tan lejos para poder comprar terrenos bañados por mar. Ahora, por ejemplo, es posible adquirir uno en Galicia, más o menos asequible.

La isla a unos metros de la parroquia de Ardán, en Marín.

La isla a unos metros de la parroquia de Ardán, en Marín. Turismo.gal

Y es que una agencia inmobiliaria ha puesto a la venta la Isla de San Clemente o Illa do Santo, un islote de 3.000 metros cuadrados situado en el litoral sur del Concello de Marín, concretamente en la parroquia de Ardán, por 300.000 euros, aunque "el precio y las condiciones son negociables", reza el anuncio.

La publicación cuenta con cuatro fotos de la isleta, y la describe situada muy próxima a la costa, con la que se llega bien en una embarcación o a pie, mediante un tómbolo o pasarela arenosa, solo transitable al unirse en las grandes bajamares; el resto de la isla está rodeada de arrecife y cubierta de pradera con dos pinos de buen porte.

Una de las fotos que el portal inmobiliario muestra de esta isla gallega que está en venta. Terrenos.es

Allí están también las ruinas de la ermita de San Clemente, en la que antiguamente se celebraba una concurrida romería.

La ermita de San Clemente en la Illa do Santo do Mar. Blog Aguete

En el anuncio, que lleva 12 días publicado, figura como propietario Manuel Piñeiro Campelo quien advierte que este terreno no es urbanizable, ya que se trata de suelo protegido, por lo que no se puede construir nada allí.