Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Brilat llega al ecuador de su misión en Mali en pleno repliegue de ejércitos de otros países

El clima político ha llevado a Francia y Alemania a trasladar sus efectivos | La campaña española, con 300 militares de la base pontevedresa, proseguirá con normalidad su labor

Despedida de los efectivos de la Brilat en el Aeropuerto de Vigo en mayo pasado. FdV

El medio millar de efectivos militares españoles desplegados en Mali, 300 de ellos pertenecientes a la Brigada Galicia VII, la Brilat, continúa desarrollando sin cambios su trabajo en el país africano, en el marco de la operación militar de formación de la Unión Europea EUTM-Mali XX. Este contingente alcanzará próximamente el ecuador de su estancia en tierras africanas, ya que, si todo sigue según lo previsto, volverán a casa en noviembre, tras seis meses de trabajo.

Una normalidad que, sin embargo, contrasta con la decisión de otras naciones europeas, como Alemania o Francia, de cancelar operaciones o retirar tropas situadas en el país africano, debido al clima de inestabilidad política que se vive desde hace meses en toda la zona del Sahel, con Mali, Mauritania, Burkina Faso, Níger y Chad como naciones más afectadas.

El caso de Mali, donde la Brilat desarrolla actualmente labores logísticas y de formación de personal militar, es especialmente delicado, tras la decisión del gobierno del país africano de optar por la ayuda de Rusia y fuerzas paramilitares de ese país como el Grupo Wagner para tratar de neutralizar a los grupos insurgentes y yihadistas que hay dentro de sus fronteras, con un número cada vez mayor de masacres, pérdidas civiles y ciudadanos desplazados de sus hogares.

A pesar de ello, fuentes de la propia brigada indican a FARO que, aunque Mali está viviendo un momento complicado e inestable en cuanto a su situación política, la misión española no se ha visto alterada hasta el momento y se desarrolla según lo previsto, con el relevo y rotación de los efectivos desplegados fijado para el mes de noviembre.

En ese sentido, por ahora, tampoco han recibido instrucciones del Ministerio de Defensa para un posible repliegue, algo que Francia ya ha acometido en el marco de su Operación Barkhane, con la retirada final de tropas del ejército francés abandonando Mali en las últimas horas, después de nueve años de despliegue.

Alemania ha hecho lo propio, congelando la llegada al país de tropas para la misión conjunta que mantiene Berlín con Naciones Unidas.

Sin embargo, para la UE y para España, la presencia de efectivos en Mali y el Sahel es de capital importancia, ya que es considerada una zona clave para la contención de fuerzas yihadistas y su avance hacia la frontera sur de Europa.

Por su parte, los militares de la Brilat desplegados en Mali forman parte de una unidad con personal del regimiento de caballería “Farnesio” 12, con sede en Santovenia de Pisuerga (Valladolid), que aporta 130 efectivos, además de 125 efectivos de Infantería Marina y de otras unidades del Ejército de Tierra.

Compartir el artículo

stats