Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lérez, Alba, Campañó y Cerponzóns suman el 40% de las solicitudes para el Coche de Punto

El Concello analiza los datos de la fase de pruebas del transporte bajo demanda para su implantación definitiva el próximo año

Un usuario del Coche de Punto, durante la fase de pruebas. | // G. SANTOS

El Coche de Punto, el sistema basado en los taxis elegido por el gobierno local para implantar un modelo de transporte bajo demanda que dé servicio a las parroquias, afronta su fase final de análisis de las pruebas con el objetivo de ponerlo en marcha de forma definitiva a finales de este año y, con más seguridad, en el inicio de 2023.

Este sistema de transporte será complementario de las dos líneas de autobús urbano que funciona desde octubre pasado y que recorre la periferia del casco urbano para enlazar puntos neurálgicos de la ciudad con Monte Porreiro o Montecelo, por ejemplo.

Desde abril pasado, el Concello dispone de los resultados de las pruebas realizadas en las semanas anteriores del Coche de Punto, periodo en el que se ofreció gratis a los vecinos del rural. Mediante una aplicación en el móvil o un número de teléfono se podía solicitar el servicio, avisando de la hora, el día y el lugar donde recoger a los pasajeros.

En este fase de pruebas, los taxis vinculados al servicio realizaron 367 viajes y más de 2.100 kilómetros, con medio centenar de usuarios, muchos de ellos con pocos trayectos, si bien destaca un vecino que realizó más de cuarenta viajes en apenas dos meses entre su casa y el centro.

La empresa que realiza los estudios para la implantación del sistema dividió el rural por zonas y con los datos en la mano, se ha constatado que la mayor demanda procede de las parroquias de Campañó, Alba, Cerponzóns y Lérez, con más del 40% de todos los viajes de prueba. Con origen o destino en esos cuatro territorios se realizaron 170 servicios, muy por encima de cualquier otro lugar. De hecho, en Santa María y San Andrés de Xeve solo se constataron 16 trayectos y apenas 25 en la zona de Mourente, Marcón y Bora, pese a que a priori se estimaba que estas parroquias serían las de mayor demanda ya que en esa zona se incluye el hospital Montecelo.

El nombre elegido, Coche de Punto, recupera una denominación tradicional, un tanto olvidada en la actualidad, pero que comparte la misma idea y la relación con el llamado “coche de línea”

decoration

Como paso previo a la implantación definitiva hay que resolver el sistema para que los usuarios se den de alta en la aplicación, ya que muchos de los usuarios son personas mayores, poco habituadas a estas tecnologías.

Los vehículos que prestarán el servicio tienen una capacidad máxima de 9 plazas y los viajes serán compartidos o individuales, según decida el sistema informático que gestiona los trayectos. El usuario, a través de la aplicación informática que organiza el operativo, debe identificar en el día anterior al desplazamiento el punto de partida, el destino y el horario. En su dispositivo recibirá la confirmación del viaje antes de realizarse.

El nombre elegido, Coche de Punto, recupera una denominación tradicional, un tanto olvidada en la actualidad, pero que comparte la misma idea y la relación con el llamado “coche de línea”, ese que sigue un trazado regular; y que es diferente del coche de punto, que se coge en un espacio concreto y puede llegar hasta otros lugares sin seguir una ruta concreta.

Compartir el artículo

stats