El Concello de Marín cuenta desde hoy con una nueva calle, tras la finalización de los trabajos de derribo del muro que separaba las calles Inferniño y República Argentina, con el objetivo de habilitar un nuevo espacio peatonal en el casco urbano marinense.

La presentación de la nueva calle contó con la presencia de la alcaldesa de la localidad, María Ramallo, acompañada de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva.

La titular del Gobierno provincial destacó de la actualización de la calle que “sin este muro, esta travesía permite que la gente pueda moverse en un espacio peatonal, con unas aceras de 2,5 metros de anchura. Un espacio muy amplio en el que se apuesta porque la gente sea la protagonista”.

El proyecto dispuso de una inversión provincial financiada con cargo al Plan Concellos, a través del cual se articuló una inversión de 256.407 euros.

Silva también reconoció “la labor y el compromiso” de los alcaldes y alcaldesas de la provincia. “Es lo que permite este cambio. Deberíamos poner más en valor el trabajo que hace el mundo local, que es el que está haciendo las mejores y más grandes transformaciones”, valoró la presidenta de la Diputación.

Por su parte, la alcaldesa de Marín destacó la importancia de la obra “no tanto por la longitud, sino por lo que supone para el entorno, un entorno céntrico que estaba sin desarrollar”.

En ese sentido, la regidora marinense subrayó que este tipo de mejoras “hacen ciudad y benefician a todos los vecinos de Marín”.